Deportes Mundo Noticias Vida Cristiana

Dios le enseñó 3 cosas a una atleta en su mayor fracaso deportivo durante las Olimpiadas

Una gran y valiosa lección le enseñó Dios a una deportista olímpica durante el que fue “el peor año en su carrera”, con el cual ella hoy por hoy glorifica al Señor tras haber superado con éxito las adversidades.

Lori “Lolo” Susan Jones es atleta de vallas que representa a EE.UU en distintas competiciones mundiales, incluso los Juegos Olímpicos, en donde vivió una de las peores etapas de su vida.

Beijing 2008 fue para Jones “la carrera más dolorosa”, cuando no pudo ganar la medalla de oro para su país a pesar de ser la favorita, pues quedó en séptimo lugar; ese devastador resultado la derrumbó en plena pista.

Fue en ese momento cuando tres palabras de Dios levantaron su alma: “Pero estás aquí”, escuchó ella en susurro en su oído y le cambió la vida completamente.

«Estaba a un obstáculo de ganar una medalla de oro olímpica», dijo Jones. «Fue un gran fracaso, pero cambié. Tengo que pensar, ‘Está bien, ¿qué pasa si termino mi carrera y nunca soy un medallista olímpico? ¿Voy a estar amargado con Dios por eso, o simplemente voy a alabarlo y agradecerle por las oportunidades y bendiciones que he tenido en el camino?”, agregó.

“Esa mentalidad se aplica a la vida, porque ¿qué pasa si tus sueños en la vida no funcionan? ¿Qué pasa si no entiendes las cosas por las que has orado? Puedes elegir la gratitud o puedes elegir estar amargado y enojado. Independientemente de si gano o pierdo, Dios recibirá elogios de mi boca, sin importar si obtengo los deseos de mi corazón o no”, continuó.

“Después de golpear el obstáculo en los Juegos Olímpicos de Beijing, me derrumbé en la pista y ni siquiera tuve energía para ponerme de pie. Estaba llorando en la línea de meta. Luego me di cuenta de que 4 años antes, estaba llorando sentada en mi sofá viendo los Juegos Olímpicos en la televisión porque no era parte del equipo. Después de darme cuenta de cómo Dios convirtió mi fracaso en una victoria, tuve gozo en lugar de lamento. Tuve paz”, escribió la atleta.

Luego de ese gran fracaso y gran lección, volvió a competir para otras olimpiadas y en un equipo de su país, pero es más valioso el aprendizaje que recibió, que deseó compartirlo con muchas personas que tal vez se sientan derrotados por lo que ellos ven como un fracaso.

«Usé ese fracaso para girar hacia algunas de mis mayores victorias. Si eso no hubiera sucedido, no habría sido uno de los 10 estadounidenses en la historia de las Olimpiadas para competir en los juegos de verano e invierno», dijo Jones en su libro “Over It”.

Acerca de Desafío Online

Somos el primer periódico cristiano en Colombia desde 1970. Desafío Medios incluye una variada programación radial, audiovisual y escrita para dar a conocer lo que ocurre en la Iglesia Cristiana, Colombia y el mundo.