Al menos ocho personas murieron en Nueva York por súbitas inundaciones el miércoles por la noche tras las lluvias torrenciales provocadas por la tormenta Ida, que dejó a su paso inundaciones y escenas de caos en el noreste de Estados Unidos.

Con estas ocho muertes se eleva a por lo menos 15 el número total de víctimas fatales desde que Ida tocó tierra el domingo en Luisiana (sur) como huracán categoría cuatro.