Deportes Mundo Nacional Noticias

Así es el estricto control de Selección por pandemia en Barranquilla

En vez de hinchas, ahora hay personal médico recibiendo con una prueba a James Rodríguez y compañía.

Esta vez no hubo cánticos de fanáticos animando a las estrellas colombianas que figuran en el fútbol de Europa, ni bombos, ni platillos, ni periodistas con sus cámaras y micrófonos esperando declaraciones en el aeropuerto Ernesto Cortissoz, de Barranquilla.

Pero en medio de una pandemia, la cual ha obligado a establecer estrictos controles de bioseguridad, ahí estuvo la ‘Casa de la Selección’ para darle un caluroso y prudente recibimiento al grupo de 16 jugadores y cuerpo técnico que llegaron de Europa a bordo de un vuelo chárter pasadas las 7 de la noche.

Cabe recordar que a la capital del Atlántico llegó el primer grupo de tres jugadores, el pasado domingo en la noche, con los arqueros Álvaro Montero y Camilo Vargas, quienes venían de Ibagué y México, respectivamente; y luego se sumó el guardameta de Nacional, Aldair Quintana.

Y este lunes volvieron justamente cuando se cumplían tres años de ese último partido contra Paraguay por eliminatorias sudamericanas al pasado Mundial de Fútbol Rusia 2018, celebrado ante decenas de miles de aficionados animando desde las tribunas del estadio metropolitano Roberto Meléndez.

Ahora, a esta comitiva deportiva no la recibieron los hinchas, sino los protocolos de bioseguridad establecidos por el Ministerio de Salud, fijados para el arribo de vuelos internacionales, que precisamente fueron autorizados en Barranquilla desde el pasado primero de octubre.

A los convocados y convocadores se les tomó la temperatura, solo estaba permitido la presencia de los viajeros en el interior de la terminal aérea, quienes debían permanecer con tapabocas y manteniendo el distanciamiento social.

Además, cada uno debía presentar el resultado negativo de la prueba PCR de covid-19, tomada máximo 96 horas antes para su ingreso, entre otros requisitos que vigila el personal de la operación del aeropuerto.

Con el fin de mantener a los jugadores aislados, el esquema de seguridad de la Federación Colombiana de Fútbol (FCF) no permitió a los viajeros trasladarse por los pasillos del Ernesto Cortissoz, sino que el bus oficial los recogió directamente en la plataforma y dejaron el lugar por una zona independiente al área de salida común.

El jugador llega, hace los protocolos de bioseguridad y le hacen la prueba PCR. La sala médica para esto está en el lobby

Controles en hotel y estadio

Desde ya, la estadía de la Selección Colombia en Barranquilla es una novedad. Pues, a diferencia de las últimas ocasiones, hasta hace tres años, ahora se hospeda en otro hotel, en el norte de la ciudad, tras solicitud del cuerpo técnico, encabezado por el portugués Carlos Queiroz. En el mismo estuvo, por breve tiempo, cuando el equipo era dirigido por Leonel Álvarez para Sudáfrica 2010.

Ahí son recibidos los protagonistas bajo todas las medidas de bioseguridad estipulada por ley en el sector hotelero. De hecho, con la llegada de los dos primeros arqueros al edificio, el vehículo que los transportó los dejó en el interior y no en la zona común de ingreso, como se ha hecho en otros momentos.

Si bien, se consultó con la dirección del hotel sobre la estadía de los convocados en el lugar, esta se negó a brindar información. Sin embargo, quien sí respondió sobre el protocolo de recibimiento fue el área de comunicaciones de la Federación Colombiana de Fútbol (FCF).