Vie. Abr 12th, 2024

Científicos quedaron atrapados en violenta erupción de volcán en Rusia.

El viernes 7 de abril quedó registrado el momento en que un grupo de científicos se enfrentó a la furia de la naturaleza.

La erupción y la gran lluvia de cenizas del volcán Bezymianny, en el extremo oriental de Rusia, casi cobra la vida de los intrépidos vulcanólogos rusos.

El vídeo compartido en redes sociales el lunes luego de la erupción muestra a los científicos construyendo un refugio improvisado con las motos de nieve.

El volcán Bezymianny, de 2.882 metros de altura, entró en erupción a finales de marzo, y desde entonces ha ido en aumento su actividad.

“La anterior precipitación de cenizas de tal magnitud en Kliuchi tuvo lugar en 1964”, declaró Ózerov, director el Instituto de Vulcanología y Sismología del departamento del Lejano Oriente Medio de la Academia de Ciencias de Rusia, en la página web de la institución.

Según el científico “la capa de ceniza alcanzó alrededor de 8,5 centímetros”, y la lluvia de ceniza continuó afectando a los ciudadanos días después de la actividad volcánica.

El viernes, un grupo de científicos viajó a la zona para colocar sistemas sismográficos y otros equipos, con el objetivo de obtener mejores datos de la actividad del volcán.

Fue en ese momento cuando se produjeron tres grandes emisiones, una de estas lanzó ceniza a más de 12 kilómetros de altura.

Los académicos quedaron atrapados en medio de la catástrofe.

Al darse cuenta que no podían huir, decidieron construir un refugio improvisado con los vehículos que utilizaron para movilizarse. Con trineos de nieve lograron sobrevivir a la tempestad.

“Empezaron a caer piedras, lapilli, formaciones volcánicas porosas del tamaño de un puño pequeño”, relató uno de los investigadores.

La erupción del volcán obligó a las autoridades locales a llamar a la población a permanecer en sus hogares, las clases fueron canceladas y cerraron las autopistas aledañas ante el riesgo de aludes de lodo.

Además, se continúa con en el abastecimiento de la población con mascarillas médicas y otros medios de protección individual para los sectores más afectados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *