Jue. Jul 11th, 2024

Rival de Millonarios en Sudamericana echa a jugador por escándalo de amaño de partidos

El América brasileño, uno de los rivales de Millonarios en la fase de grupos de la Copa Sudamericana anunció este lunes la rescisión del contrato del futbolista Nino Paraíba, uno de los jugadores citados en las investigaciones del escándalo de los amaños de partidos organizados por una mafia de apuestas deportivas.

El club de la ciudad de Belo Horizonte informó en un comunicado que rescindió el contrato del lateral derecho a petición del propio jugador, “que pidió la dimisión”.

Nino Paraíba es uno de los cerca de 50 jugadores que fueron citados en la investigación abierta por la Policía del estado de Goiás, que investiga fraudes cometidos en al menos 13 partidos de la primera división y de torneos inferiores.

El América es el segundo equipo que rescinde el contrato con jugadores citados en la investigación, después de que el Athletico Paranense cesara la semana pasada al ecuatoriano Bryan García y a Pedrinho.

De momento, la Justicia brasileña ha aceptado la denuncia presentada por la Fiscalía contra 16 investigados por el amaño de resultados, entre ellos siete futbolistas.

Los jugadores que se sentarán en el banquillo de los acusados son: Eduardo Bauermann (Santos), Igor Cariús (Sport), Victor Ramos (Chapecoense), Paulo Miranda (Náutico), Fernando Neto (Sao Bernardo), Matheus Gomes (Sergipe) y Gabriel Tota (Ypiranga).

Así va la investigación por arreglo de partidos en Brasil

Las autoridades brasileñas identificaron la manipulación de los resultados de al menos 13 partidos de fútbol, de los que ocho fueron de la primera división del Campeonato Brasileño de 2022 y uno de segunda.

Según la investigación, los futbolistas se comprometían a cometer penaltis y faltas para recibir tarjetas amarillas y rojas con el objetivo de favorecer a una supuesta organización criminal dedicada a las apuestas deportivas en plataformas digitales.

La banda se encargaba de reclutar futbolistas profesionales para, a cambio de una contraprestación, que oscilaba entre los 10.000 y 20.000 dólares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *