Entretenimiento Iglesia & Ministerio Mundo Opinión Vida Cristiana

La iglesia de John MacArthur EN PELIGRO luego de que las autoridades le piden desalojar el terreno

Muchos creen que las autoridades han tomado esta medida como represalia contra la congregación por continuar realizando servicios religiosos en el interior de su templo.

El condado de Los Ángeles recientemente le notificó a Grace Community Church que está cancelando un contrato de arrendamiento para una gran parte de su estacionamiento.

De acuerdo con la información proporcionada, el terreno ha sido rentado a la congregación desde 1975.

Los abogados de la iglesia creen que esta «medida» es una represalia por la celebración de cultos y servicios de adoración en persona a pesar de las restricciones por Covid-19.

En una carta enviada a la iglesia, el condado le dice a Grace Community que el contrato terminará el próximo 1 de octubre.

«Si Grace no desocupa las instalaciones según sea necesario, el Distrito puede ingresar a las instalaciones y retirar la propiedad personal de Grace de acuerdo con el Acuerdo y la ley aplicable, y Grace será responsable de los gastos resultantes en los que incurra el Distrito. Cualquier mejora, incluida la cerca, que no se elimine se convertirá en propiedad del Distrito a su opción. A partir del 2 de octubre de 2020, o posteriormente, el Distrito asegurará las instalaciones».

Jenna Ellis, una importante abogada norteamericana y defensora de la iglesia de John MacArthur, señala que esta acción del gobierno es 

«El condado de Los Ángeles está tomando represalias contra Grace Community Church por simplemente ejercer su derecho constitucionalmente protegido a celebrar iglesias y desafiar una orden de salud ilegal e irrazonable».

«En Estados Unidos, tenemos un sistema judicial para garantizar que la rama ejecutiva no abuse de su poder, y Grace Community Church tiene todo el derecho a ser escuchada sin temor a represalias», señaló.

«El mensaje de los demócratas a los estadounidenses es claro: si no se someten a todos los caprichos de la tiranía, el gobierno vendrá tras ustedes. La Iglesia ha mantenido este contrato de manera pacífica durante 45 años y la única razón por la que el condado está intentando desalojarlos es porque John MacArthur se enfrentó a su toma de poder inconstitucional. Esto es acoso, abusivo e inconcebible», concluyó Ellis.


MacArthur ha declarado anteriormente que el condado quiere evitar que él y su congregación adoren tranquilamente a Dios.

Esto, mediante la «criminalización» de las actividades de fe que ellos realizan en su iglesia.

.