Recientemente, la reina Isabel II compartió su tradicional mensaje navideño, homenajeando a su difunto esposo y destacando las enseñanzas de Jesús como el fundamento de su fe.

Como cada año, la reina Isabel II transmitió en televisión su especial tradicional el día de Navidad.

Este año, el mensaje de la monarca fue un poco diferente, puesto que incluyó un homenaje especial a su amado esposo, el Duque de Edimburgo, quien falleció ocho meses atrás, dejándola viuda.

A causa de la pandemia, la reina no recibió a familiares en su residencia de Sandringham en NorfolkInglaterra, por segundo año consecutivo; pero de igual manera les compartió algunas palabras en su mensaje, especialmente a los nuevos bebés que se integraron a la familia real este año.

Del mismo modo, señaló que el próximo mes de febrero celebrará su año del «Jubileo de Platino», festejando sus 70 años como reina, desde que asumió el cargo en 1952 cuando tenía 25 años.

No obstante, la monarca también tomó en cuenta las fechas navideñas para resaltar sus creencias, sabiéndose de antemano que Isabel II siempre ha sido sincera respecto a su fe.

que el nacimiento de un niño trajo consigo un potencial maravilloso para el mundo y la humanidad; entendiéndose así que hablaba de Jesucristo.

«Es esta sencillez de la historia navideña la que la hace tan universalmente atractiva: sucesos simples que formaron el punto de partida de la vida de Jesús , un hombre cuyas enseñanzas se han transmitido de generación en generación, y han sido el fundamento de mi fe», aseguró la monarca.