Vuelve a subir el precio del trigo en el mundo, ¿cuál es la razón?

Macroeconomía

Esta nueva alza se suma a la originada hace unos meses por la crisis en Ucrania.

Como si no fuera suficiente lo que está pasando en el mundo actualmente con la crisis en Europa, por la guerra en Ucrania, el confinamiento en China, en el marco de la política ‘Cero Covid’ y la inestabilidad en la economía de Estados Unidos; un nuevo suceso entró a influir este lunes 16 de mayo, en el aumento del costo de vida, que no da tregua.

Uno de los productos más importantes para el consumo de la canasta familiar, como es el pan y sus similares, empezarán a subir de precio tras la disparada en costos que tuvo su materia prima, el trigo.

La cotización de este cereal, que ya estaba disparada desde la guerra en Ucrania, volvió a batir un récord este lunes en el mercado europeo, tras el anuncio de India de suspender sus exportaciones de este cereal.

 

La tonelada de trigo para panificación alcanzó los 438,25 euros al cierre del Euronext el lunes, un récord para este grano que se negocia ya a precio de oro en el mercado mundial. En la apertura había llegado hasta 435 euros.

India, segundo mayor productor mundial de trigo, prohibió el sábado la exportación del grano, a menos de que la operación cuente con una autorización especial del gobierno. La decisión fue adoptada en pleno retroceso de la producción debido a olas extremas de calor.

Nueva Delhi, que se había comprometido antes a suministrar trigo a los países frágiles dependientes de las exportaciones de Ucrania, alegó que velaba por la “seguridad alimentaria” de sus 1.400 millones de habitantes.

Este sábado, los ministros de Agricultura del G7 afirmaron que la suspensión de las exportaciones de trigo de India debido a una ola de calor “agravará la crisis” de aprovisionamiento mundial de cereales provocada por la guerra de Ucrania.

Ahora, “los mercados reaccionan con más fuerza, pues el embargo de India a sus exportaciones de trigo contradice sus promesas previas sobre el suministro mundial”, destaca Gautier Le Molgat, analista del gabinete Agritel.

Alternativas al trigo de Ucrania

En los mercados mundiales, la conmoción es aún mayor, pues India, inicialmente un exportador mediano de trigo, iba camino de convertirse en un importante actor del sector: exportó 7 millones de toneladas en 2021 y apostaba por llegar a 10 millones este año, convirtiéndose en una de las alternativas posibles al trigo ucraniano.

Antes del conflicto, iniciado con la invasión rusa el 24 de febrero, Ucrania era el cuarto exportador mundial de maíz y se estaba convirtiendo en el tercer abastecedor mundial de trigo.

Su producción de trigo podría verse amputada este año en un buen tercio, según las previsiones del ministerio estadounidense de Agricultura (USDA), que considera en solamente 10 millones de toneladas la capacidad de exportación de Kiev en 2022, contra 19 millones de toneladas un año antes.

El precio del trigo ha aumentado un 40 % desde el inicio de la guerra, y sigue alto debido, además, a los riesgos de sequía en Estados Unidos y en Europa occidental.

En este contexto, y con la guerra de Ucrania prolongándose en el tiempo, la promesa de trigo indio había aliviado un poco los mercados, en especial en Medio Oriente y Asia, clientes tradicionales de India. Para los observadores, los precios van a seguir altos, pues “la demanda siempre va a estar ahí”.

Una inflación que no da tregua

En medio de todo este debate por lo que pasa con el trigo en el mundo, vale la pena recordar que a los colombianos les está costando más el corrientazo, los arriendos, la electricidad, entre otros. La inflación en el país, en los últimos doce meses ―hasta abril―, tuvo un incremento de 9,23 %, la más alta en los últimos 21 años (no se tenía en esos niveles desde julio de 2020, cuando fue de 9,29 %), según el director de la entidad, Juan Daniel Oviedo.

El dato anualizado de abril equivale a 7,28 puntos porcentuales, por encima de lo que reportaba el Dane en el mismo periodo del año anterior, cuando la inflación fue de 1,95 %.

Individualmente, en abril, el IPC se ubicó en 1,25 %. En ese mes el arroz, la leche y la carne fueron los productos que más subieron de precio, mientras que la papa ya salió del listado de lo más caro y solo registró una variación mensual de 0,27 %.

Con información de AFP.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.