Nuevos cuestionamientos de Petro a primera línea del Metro de Bogotá.

Durante el congreso de Infraestructura que se realiza en Cartagena, el presidente Gustavo Petro se refirió al proyecto de la primera línea del metro de Bogotá y cuestionó la capacidad de financiar un metro que, asegura, es más caro que el subterráneo.

“A la fecha variado el proyecto, pasados ya 8 años, casi 9, no conocemos el estudio y diseño del otro proyecto, simplemente se suspendió, simplemente no era del agrado de ciertas capas de la vida política el que Bogotá tuviera un metro subterráneo, afectaba intereses, no era un problema técnico ni financiero, porque Colombia podía sustentar ese proyecto”, dijo Petro.

El presidente afirma que actualmente, el Gobierno Nacional desconoce los estudios de diseño del proyecto del metro elevado para Bogotá, aún así, afirma que esta nueva forma de metro es “más débil y menos importante que el primero”.

De igual manera, señaló, que la situación económica que se presentaba en 2013, fue una oportunidad desaprovechada. “El proyecto de 7 mil millones de dólares en ese momento, costaba 14 billones de pesos, el proyecto que todavía no sabemos cuanto vale, si fuese de 7 mil millones de dólares ahora, cuesta 35 billones de pesos”, afirmó el mandatario.

“Lo que nos corresponde ahora a nosotros, ya no como Alcaldía, sino como Gobierno nacional, es saber cómo puede encajar ahora un proyecto de 35 billones de pesos en una estructura financiera actual indudablemente más débil que la que teníamos en el 2013 o 2014”, aseguró Petro.

El mandatario también señaló que “todas las troncales de tranvías, la primera línea del metro de Bogotá, una inversión que podría sumar de 11 mil a 12 mil millones de dólares, en ese entonces, hoy no existe un metro, no solo en metro, sino un metro físico de línea férrea en uso en la ciudad de Bogotá. Para no confundirlo con la primera línea del metro, ni un kilómetro”.

Y agregó: “yo creo que esa es una de las circunstancias que debería llamarnos a una evaluación de lo que sucede en el país, en términos de infraestructura y, sobre todo, en términos del cambio del paradigma, porque si eso es simplemente una inercia que nos mantiene en viejas tecnologías, el país no está avanzando, se está atrasando”.

Esta no es la primera vez que el hoy mandatario de los colombianos le hace críticas a la primera línea del metro de Bogotá. Ya lo había hecho siendo senador y como candidato a la Presidencia.

Cabe recordar que fue Petro, cuando estuvo como alcalde de Bogotá (2012 – 2015), quien planteó que primera línea fuera subterránea. De hecho, en esa administración se realizaron estudios de ingeniería básica avanzada (no eran estudios de fase 3) y el aval fiscal del Gobierno nacional para su financiación.

Sin embargo, durante la alcaldía de Enrique Peñalosa el proyecto cambió radicalmente. Pasó de subterráneo a elevado y logró todos los procesos de aprobación que se requerían para poder contratar el proyecto. De hecho, la primera línea fue adjudicada en 2019 y el inicio de obra, en 2020.

El pronunciamiento del presidente Gustavo Petro se conoce poco después de que el Conpes (Consejo Nacional de Política, Económica y Social) emitió concepto favorable de la Nación para otorgar garantía soberana a la Empresa Metro de Bogotá (EMB), para que pueda contratar operaciones de crédito público interno o externo hasta por 7,84 billones de pesos o su equivalente en otras monedas, con el fin de financiar la ejecución de la segunda línea del Metro de Bogotá, la de Suba y Engativá.

Dichas operaciones de crédito serán respaldadas con los aportes de la Nación y el Distrito, que están contemplados en el convenio de cofinanciación suscrito por las partes. La Nación aportará el 70 por ciento y el Distrito el 30 por ciento.

“Ratificamos el apoyo que tenemos como Gobierno a los proyectos de infraestructura de transporte de Bogotá. Que hoy el Conpes nos haya dado concepto favorable es un paso más para que este proyecto salga adelante e inicie la contratación del responsable de construirlo”, manifestó el ministro de Transporte, Guillermo Reyes,m al dar a conocer la garantía del Gobierno nacional.

La garantía se otorga porque los recursos del convenio de cofinanciación para la ejecución de la segunda línea, conforme a la disponibilidad fiscal de la Nación y del Distrito, estarán disponibles en un periodo de tiempo más amplio que el requerido por la dinámica de inversión del proyecto.

El proyecto de la segunda línea del metro de Bogotá cuesta alrededor de 34 billones de pesos y contempla un trazado en su mayoría subterráneo. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *