Juan Fernando Quintero: así fue su presentación con el Junior de Barranquilla.

Juan Fernando Quintero fue presentado este domingo como nuevo jugador del Junior de Barranquilla, en un acto que se realizó en el estadio Metropolitano Roberto Meléndez. 

Primero, Fuad Char habló de cómo se logró su llegada: “Las negociaciones siempre sin difíciles, en la medida que el jugador tenga más trayectoria las cosas son más complicadas. Juanfer tenía ofertas del sur del continente, de Brasil concretamiente, Y estuvimos revisando y le explicamos a Juanfer que nosotros la posibilidad de comprar la transferencia definitiva era muy difícil. El revisó y lo vinculamos solo con un contrato profesional por un año, esperamos renovarla permanentemente.” 

Por su parte, Quintero reveló que uno de los motivos para aceptar la oferta del Junior es adaptarse a Barranquilla y acercarse a la Selección, como también lo recalcó Char en su intervención. 

A continuación, las principales frases de Quintero: 

El esfuerzo para llegar: 
“Estoy complacido de estar acá, el cariño de la gente me movió mucho más. todos sabem lo que pasó, pero fue más el deseo de darles esta alegría. Vengo a ganar, a competir a alto nivel, estoy en uno de los grandes de Colombia y agradecerles ese cariño. Este año, si Dios lo permite, va a prometer mucho para nosotros”. 

Qué ha visto de Junior: 
“He podido ver jugar el equipo, los que vienen de Barranquilla juegan bien, el profe Arturo los conoce. Estoy muy contento, cuando uno así tenga la edad tiene que tener la pasión como niño y esa energía se transmite en el campo”.

El contacto con los experimentados: 
“Hablar con los mayores fue importantísimo, hablar con Carlitos, que compartí muchos años en la Selección, Sebas me llamó, con mucha alegría de poder competir y que creamos que podemos hacer cosas importantes.” 

El estado físico: 
Eso es un mito. Un partido se resuelve en dos segundos, no son 90 minutos haciendo goles. En el caso mío siempre me preparo bien, lo del físico es un mito. Estoy feliz, donde quiero estar. No soy yo solo, somos muchos, y en algún momento del partido y voy a decidir, también lo puede hacer otro. Mi estado físico, sabemos de la experiencia del doctor, lo manejó como era. Vengo bien de Argentina, saben el entrenador que tenía, no tengo nada más que decir. 

Los objetivos con Junior. 
“Decir qué vamos a ganar es un signo de pregunta, pero con el trabajo a diario, la mentalidad, los jóvenes y la jerarquía vamos a tratar de dar todo. si uno deja el vaso vacío queda en paz. Este proceso es bonito porque lo vamos a empezar. Vamos a apuntar a todo, que lo que vayamos a jugar lo ganemos y a conseguir títulos. De mi parte, esperen siempre ese respeto. Vamos a tratar de llevar los mensajes del profesor al campo”. 

Tras la conferencia de prensa, Fuad Char le entregó a Quintero la camiseta número 10, la misma que vistieron íconos del club como Carlos Valderrama y Giovanni Hernández.

El acto con el público en el estadio estaba programado para a las 3 p. m. , pero se retrasó unos 10 minutos. Quintero saltó al campo acompañado de su mamá, Lina Paniagua: su hija, María José, y de Willy, la mascota del  Junior. 

Mientras las porristas le hicieron una calle de honor, en el estadio retumbaba El Cumbión del Junior y la tradicional sirena que suena en fin de año. Junior reportó 41.000 espectadores. 

Quintero, que estaba con ropa de calle en la rueda de prensa, apareció en una tarima en la mitad de la cancha, ya vestido con el uniforme completo del Junior. En la tarima estaba la frase “El Tiburón tiene nuevo 10”. 

“Muchas gracias a todos por ese recibimiento”, dijo Quintero, que de inmediato fue ovacionado. “Mi familia y yo estamos muy agradecidos”, alcanzó a decir, mientras el estadio coreaba “Quintero, Quintero”. 

“Estoy donde quiero estar, esa pasión me lleva, me transmite. Acá estoy. Agradecer a la familia Char, a todas las personas que hicieron parte de esta negociación, saben lo duro que fue, pero con mucha esperanza de conseguir todo lo que queremos, ustedes en la tribuna y nosotros en el campo”, agregó Quintero.

“Para mí este número es muy importante por lo que significa, primero por el papá, luego por el tío Giovanni. Y le quiero agradecer a mi tío Cariaco”, dijo Quintero al hablar de la camiseta número 10. Luis ‘Cariaco’ González también apareció en la tarima, tras cederle el dorsal a Quintero. Él viste ahora la 7. 

Los presentadores oficiales le dijeron que, desde ahora, su apellido no será Quintero, sino Kingtero. “Eso es de ustedes, yo simplemente juego al fútbol y recibo ese cariño. De mi parte, siempre respeto, darles muchas alegrías y ojalá pueda tener muchas alegrías”, respondió. 

Así como Quintero llamó El Papá al Pibe y El Tío a Giovanni, el anunciador oficial le entregó su título: El Padrino. Así, bajó de la tarima, pisó el campo, hizo 21 con una pelota y empezó a ir a las graderías a repartir unos balones a los hinchas, empezando por oriental. 

Luego de terminar la improvisada vuelta, Quintero regresó a la cancha y pateó un par de penaltis en el arco norte, con Willy como improvisada mascota. Uno lo estrelló en el palo y otro lo metió. Y después, de regreso a la tarima en el centro del campo, le entregaron una máscara de marimonda, que se puso al ritmo del coro “que se la ponga, que se la ponga”. 

“Que se tengan los otros equipos, que acá en Barranquilla los reventamos”, dijo Quintero antes de despedirse de los hinchas. Ahora viene lo mejor: la preparación para la Liga, que comenzará el 24 de enero. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *