Sáb. May 25th, 2024

Perseverance, el róver que explora Marte, tomó más de 300 fotos de ese planeta

La nave espacial envío a la Tierra 368 fotos sobre una de las tareas principales que realizó desde diciembre de 2022. ¿De qué se trató?

Desde hace unos meses, Perseverance, una nave espacial enviada por la NASA y la Agencia Espacial Europea (ESA por sus siglas en inglés), ha estado recolectando muestras de Marte, como parte de una misión conjunta entre las dos agencias espaciales.

Ahora, el róver envió más de 300 fotos (368 para ser precisos) de la última gran tarea que completó: la construcción de un depósito de muestras, “un gran hito para la misión y la primera recogida de muestras de la humanidad en otro planeta”, según el Jet Propulsion Laboratory (JPL) de la NASA. Perseverance empezó a realizar esta tarea el 21 de diciembre de 2022.

El depósito lo completó después de más de un mes en que ubicó tubos de titanio en una zona del cráter Jezero apodada “Three Forks”. Ese fue el lugar elegido por las agencias espaciales para mantener los tubos. Ocho de estos están llenos de roca y regolito (roca rota y polvo), mientras que uno es una muestra atmosférica y otro es un tubo “testigo”, es decir, un tubo precargado “con una variedad de materiales testigos que pueden capturar contaminantes moleculares y particulados”, explica la agencia espacial estadounidense. (También puede leer: Rusia aplazó el rescate de tres tripulantes de la Estación Espacial Internacional)

Los tubos principales con muestras están en el mismo róver. Este los pasaría, junto con futuras muestras tomadas durante la misión, a un Sample Retrieval Lander. Si algo le ocurre a Perseverance, las muestras podrían recuperarse del lugar del depósito.

En el futuro, un módulo de aterrizaje iría a Marte con un cohete en el que se cargarían las muestras recolectadas. Dos helicópteros tipo Ingenuity proporcionarían una capacidad secundaria para recuperar muestras en la superficie del Planeta Rojo. Después, la muestra se lanzaría desde este planeta y otra nave espacial la capturaría en la órbita de Marte y luego lo traería de regreso a la Tierra de manera segura a principios o mediados de la década de 2030. (Le puede interesar: Así se vio el asteroide que entró a la atmósfera de la Tierra)

El objetivo de la misión es que las muestras puedan ser estudiadas más de cerca. Estas muestras podrían responder a una pregunta clave: ¿existió alguna vez vida en Marte? Aunque la superficie del Planeta Rojo ahora es reconocida por ser fría, seca e inhóspita para la vida, “el antiguo Marte era probablemente similar a la Tierra y podría haber albergado vida microbiana, si es que alguna vez se formó en el Planeta Rojo”, explicó el JPL. “Las muestras que está recogiendo el Perseverance podrían ayudar a los científicos a determinar si la vida dejó alguna vez su huella en un lugar como el cráter Jezero”.

 

Específicamente, el róver se encargará de caracterizar la geología y el clima del planeta en el pasado, “allanará el camino para la exploración humana del Planeta Rojo y será la primera misión que recoja y almacene roca y regolito marcianos (roca y polvo rotos)”, agregó el laboratorio. Solo a través de un análisis detallado en laboratorios de última generación, se podrán obtener respuestas sobre las preguntas planteadas en la misión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *