Dom. Abr 21st, 2024

Personería dice que en Bogotá aumentó la mortalidad materna

Según la Personería de Bogotá, en Bogotá ha habido un aumento significativo en la razón de mortalidad materna en el Distrito, en los últimos tres años. Las cifras señalan que pasó del 23,6, en 2019; al 26,9, en 2020; 51,4, en 2021; y al 32,42, en 2022.

El ente explicó que la mortalidad materna no es solo un problema de salud, sino que su ocurrencia trastoca la vida familiar y social. “Impactar en este indicador implica la gestión de políticas públicas ajustadas a las condiciones de cada región”.

 

Dijeron que el informe de revisión a la gestión de la Secretaría Distrital de Salud del avance al cumplimiento de la meta sobre mortalidad materna, realizado por ese órgano de control, evidenció que, inclusive excluyendo los casos relacionados con Covid-19, que fue una causa relevante en el periodo de pandemia, la variación en las cifras pasó de 23,6 en 2019; al 22,6, en 2020; 31,3, en 2021; y 32,4 en 2022, conservándose el incremento.

Así mismo, dice la Personería, excluyendo los casos de migrantes no aseguradas y sin tener en cuenta las muertes por Covid-19, el indicador de mortalidad materna pasaría del 23,6, en 2019 a 24,7 3 , en 2022.

Lo que evidencia que, en ningún caso, hay disminución en torno a la meta establecida en el plan de desarrollo 2020-2024, que proyectaba reducir en 20% la razón de mortalidad materna, es decir, llevar la razón de mortalidad materna a menos de 18,9 muertes maternas por cada 100 mil nacidos vivos. Por el contrario, se observó un aumento importante al llegar, en cifras preliminares, a un 32,4 para la vigencia 2022.

Señala el informe que la Administración Distrital, para lograr la meta planteada, proyectó un número de acciones que no impactaron de forma suficiente para lograr el cambio del indicador.

                                                             
 

 

La Personería encontró que, del consolidado de las causas de las muertes maternas del periodo 2020-2022, los trastornos relacionados con preeclampsia, eclampsia y síndrome de Hellp causaron el mayor número de eventos (22) con participación del 25%, seguida de la infección por Sars-Cov-2 (21) que representó el 23,9% (con mayor impacto en 2021 por los picos epidemiológicos presentados), enfermedades del sistema circulatorio (9) con el 10,2% y tumores (7) porcentaje del 8%.

Si bien el número de muertes maternas pasó de 25 en la vigencia 2020 a 21 en el 2022, el número de nacidos vivos varió de 92.781 en el 2020 a 64.737 en el 2022, lo que indica que, a pesar de la reducción de la natalidad, las acciones no tuvieron el suficiente impacto para disminuir las muertes maternas en las mismas proporciones del descenso de la natalidad para este periodo.

Igualmente, se evidenció que a pesar de contar con información de las empresas administradoras de planes de beneficios y las instituciones prestadoras de servicios de salud donde se tuvieron las muertes maternas, no se demostró que se hayan formulado estrategias suficientes, focalizadas y de un abordaje directo con estas entidades para impactar las principales causas asociadas a las muertes y no se observó ajuste en las políticas públicas en el Distrito derivadas de los hallazgos y las causas que mejoren el desempeño del indicador.

“Lo anterior, permite validar que las condiciones epidemiológicas de la problemática en la ciudad son diferentes a las del resto del país 
y por ende se requiere que se profundice en el análisis de las causas y sus soluciones conforme con la realidad local, en la medida en que Bogotá cuenta con recursos humanos, físicos, tecnológicos y de gestión, superiores al resto de entidades territoriales, lo que demanda de la administración acciones innovadoras y de impacto acorde a las causas propias de la ciudad y las condiciones de sus habitantes”, dijo la Personería. 

Añadieron que la gestión del riesgo en salud es un tema fundamental, por lo que el análisis del desarrollo de las causas, determinantes y prestación de los servicios, así como la identificación de los factores que están incidiendo en la mortalidad materna se convierten en un reto para la administración distrital, de modo que se pueda ajustar la planeación y las acciones que involucren a todos los actores del sistema y el desarrollo de estrategias en salud pública de carácter general, en especial frente a la evaluación y gestión del riesgo de todas las mujeres en edad fértil de la ciudad.

“Los anteriores aspectos deben ser tenidos en cuenta en los planes que se formulen por parte del ente rector de la salud y por ello, como guardianes de la salud, instamos a la administración distrital implementar acciones concretas que reduzcan la razón de mortalidad materna en Bogotá”, concluyó el ente de control.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *