Dom. Abr 21st, 2024

¿Ha comido alguna vez cuy? Estas son algunas características de esta famosa carne

Los cuyes son parte importante de la cultura culinaria en países no solo de Colombia, sino de otros países también como Ecuador, Perú y Bolivia.

Aunque estos tiernos roedores son reconocidos por la calidad de su carne. Conozca algunas de las características que los diferencias a cualquier otro corte del mercado

La carne de cuy a nivel nutritivo 

De acuerdo con un informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la carne del cuy es reconocida por su alto contenido de proteínas, lo que la convierte en una excelente fuente de nutrientes para una dieta equilibrada.

Este es un roedor originario de los Andes que se cría principalmente para su consumo como alimento. Además de las proteínas, también contiene minerales y vitaminas esenciales para el buen funcionamiento del organismo.

Se destaca por su aporte de hierro, lo que la convierte en una opción valiosa para complementar las necesidades de proteínas animales en la alimentación, especialmente para niños en etapa de crecimiento y madres, según la organización.

Ventajas de su producción

Las ventajas de la crianza incluyen su calidad como especie herbívora, su ciclo reproductivo corto, su adaptabilidad a diferentes ecosistemas y su alimentación versátil que no compite con la alimentación de otros animales monogástricos.

Son capaces de adaptarse a diferentes condiciones climáticas y pueden encontrarse desde la costa hasta 4.500 metros sobre el nivel del mar, de acuerdo con el libro de ‘Producción de cuyes’ de la FAO.

Según un estudio de la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia, su carne es magra, baja en grasa y alta en proteínas, lo que la hace adecuada para una alimentación variada y equilibrada.

Se consume principalmente asado o en guisos en países como Perú, Ecuador, Colombia y Bolivia, por su sabor, calidad nutritiva y fácil digestión.

Rendimiento y fertilidad

La FAO explica que, en promedio, el rendimiento de carne en los cuyes enteros es del 65%, lo que significa que aproximadamente el 35% restante incluye las vísceras, pelos y sangre, lo que la hace una carne eficiente en comparación con otros tipos.

Son animales con un alto índice de fertilidad del 98%. Las hembras suelen tener entre 2 y 3 crías por parto, y pueden tener de 4 a 5 partos al año. Esto contribuye a su rápida reproducción y crecimiento de las poblaciones en los criaderos.

De acuerdo con el portal de fabricante de alimentos ‘Pronaca’, después del parto, el 75% de las hembras quedan preñadas en el celo postparto y los machos están listos para reproducirse a los 50 días de edad.

Las crías deben permanecer con todas las madres durante aproximadamente 14 a 21 días de lactancia. Luego, se deben separar por sexo y destinarlas al engorde o reemplazo en la granja.

Algunas preparaciones que se pueden hacer con cuy

Esta carne versátil puede utilizarse también en una amplia variedad de preparaciones culinarias. La carne de cuy se adapta a diferentes técnicas de cocción y estilos gastronómicos. Estas son algunos platos típicos que se preparan con este roedor.

El cuy asado es un plato típico en países andinos. Se sazona con especias y se cocina en horno o parrilla hasta que esté dorado y crujiente.

Es ideal para preparar guisos y estofados, donde se cocina lentamente con verduras, hierbas y caldo para obtener un plato sabroso y reconfortante.

Al cortarlo en trozos más pequeños y freírlos se pueden hacer frituras crujientes por fuera y jugosas por dentro.

Si la carne se desmenuza, puede ser relleno para empanadas y pasteles salados, agregando sabores adicionales como cebolla, ají, especias y hierbas.

Al freir la piel del cuy se pueden obtener chicharrones crujientes y deliciosos, que se pueden servir como aperitivo o como acompañamiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *