Sáb. Jun 22nd, 2024

Bob Dylan hizo un milagro: comenzó a cantar en Madrid y la lluvia paró.

No ha sido probablemente la apertura con la que Noches del Botánico 2023 soñaba con un cabeza de cartel como Bob Dylan, pero ha sido una noche ciertamente memorable en la que el estadounidense, más allá de un repertorio bonito pero no emblemático, doblegó hasta a las inclemencias meteorológicas.

 

Faltó muy poco en realidad para que este primer concierto de su nueva gira por España no llegara a celebrarse. En el peor día de lluvia de todo 2023 en la capital a causa de la borrasca Óscar, a escasos 45 minutos del inicio del show comenzaba a caer sobre la ciudad, también sobre el Real Jardín Botánico Alfonso XIII (en otras circunstancias un espacio bucólico, hoy un charco donde el agua ha sorprendido a los asistentes más adelantados).

Poco antes, llegaba la noticia de que el Primavera Sound suspendía la jornada inaugural de su primera edición en Madrid de este jueves ante la falta de seguridad por la previsión meteorológica, una presión añadida sobre la organización de Noches del Botánico que media hora antes de la cita aún valoraba su posible cancelación, según confirmaba a EFE su oficina de prensa.
Al final la fortuna llegó con los amantes de la música de Dylan y, a diez minutos del evento, la lluvia cesó, un alivio que se ha convertido en apremio para agilizar el acceso de todos los rezagados por la lluvia, que además debían pasar el trámite -como el resto de los 2.200 asistentes- de encerrar sus móviles en una bolsa hermética por deseo de la estrella.

Cuando solo 15 minutos después de la hora marcada en origen ha saltado al escenario el sexteto encabezado por Robert Allen Zimmerman bajo las notas de ‘Watching the River Flow’, una parte importante de ese público que había pagado entre 176 y 347 dólares por disfrutar de su ídolo aún no había llegado a acomodarse en sus asientos empapados.

Lejos de afectar el desarrollo del concierto, tales circunstancias le han dado cierta épica añadida a la velada, de repente envuelta en una temperatura muy agradable y con todo el aroma de las especies vegetales del jardín multiplicado por el efecto del agua desembolsada sobre ellas poco antes.
¿El sonido? Exquisito, nítido, con cada uno de los instrumentos identificables en la mezcla general, de la guitarra al contrabajo, también el piano tras el que Dylan ha permanecido inamovible desde el inicio hasta el final, aproximadamente hora y media después, haciendo uso de su cualidad de recitador más que de cantante y exprimiendo así esa icónica voz quebrada llena de expresividad. “Seré como un ejército, seré tu chico esta noche”, prometió al interpretar el sesentero ‘I’ll Be Your Baby Tonight’, uno de los muchos temas extraídos del reciente largometraje y disco ‘Shadow Kingdom’ (2023), que es a su vez fruto de un concierto de hace dos años en el que reinterpretó temas de su repertorio (viejos, que no necesariamente legendarios).

Porque Dylan ha evitado apelar aquí a su leyenda. Ni ‘All Along the Watchtower’, ni ‘Like a Rolling Stone’, ni ‘Blowin’ in the Wind’ se cuelan en el listado de esta gira que, haciendo bueno su título, ‘Rough and Rowdy Ways’, bebe al cincuenta por ciento del álbum del mismo nombre publicado en 2020, el número 39 de su carrera y el primero con cortes inéditos desde ‘Tempest’ (2012).

Que no hubiese canciones memorables tampoco parece haber importunado a los asistentes, que han celebrado con sus aplausos cada una de las entregas, especialmente las de corte más blues que pueblan ese último álbum de estudio, quizás porque, como alegó al desposeerles de la distracción del móvil durante el show, ha despejado sus ojos y oídos en pos del espectáculo… Y de paso, también los cielos de Madrid.

Dylan volverá este 8 de junio a Noches del Botánico de nuevo con todas las entradas agotadas. Después visitará Sevilla (días 10 y 11, Fibes Auditorium), Granada (13, Generalife), Alicante (15, plaza de toros), Huesca (17, plaza de toros), San Sebastián (19 y 20, Auditorio Kursaal), Logroño (21, Palacio de los Deportes de La Rioja) y Barcelona (23 y 24, Gran Teatre del Liceu).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *