Mar. Feb 27th, 2024

Enfermera cristiana e hija secuestradas en Haití han sido liberadas

La enfermera estadounidense Alix Dorsainvil y su hija, secuestradas en Haití hace casi dos semanas, han sido liberadas, según un comunicado emitido por el ministerio cristiano sin fines de lucro El Roi Haiti.

“Con un corazón lleno de gratitud y una inmensa alegría, en El Roi Haiti confirmamos la liberación segura de Alix Dorsainvil, miembro de nuestro personal y amiga, y de su hija, que estaban secuestradas en Puerto Príncipe, Haití. Hoy alabamos a Dios por la respuesta a la oración”, dice el comunicado.

El ministerio pidió que nadie se pusiera en contacto con Dorsainvil ni con su hija, ya que hay mucho “que procesar y de lo que sanar en esta situación”, pero prometió compartir información actualizada.

Han pasado 13 días desde que Dorsainvil y su hija fueron secuestradas por hombres armados.

Como informó CBN News, algunos testigos dijeron haber visto a Dorsainvil trabajando en la pequeña clínica de ladrillos del campus del ministerio en Puerto Príncipe cuando unos hombres armados la secuestraron el 27 de julio.

Sus captores exigieron un rescate de un millón de dólares.

Tras anunciarse el secuestro de Dorsainvil, cientos de haitianos salieron a las calles para protestar por el secuestro. Los manifestantes, en su mayoría de la zona que rodea el campus de El Roi Haiti, que incluye la clínica médica, una escuela y más, se hicieron eco de ese llamamiento mientras caminaban por las calles sofocantes con carteles de cartón escritos en criollo con pintura roja.

“Está haciendo un buen trabajo en la comunidad, libérenla”, decía uno de los carteles.

El mismo día del secuestro de Dorsainvil, el Departamento de Estado de EE. UU. había emitido un aviso de “No viajar” para el país y ordenado la salida del personal que no fuera de emergencia.

Más de 165.000 haitianos han huido de sus hogares en medio de un aumento de la violencia de las bandas. Varios miles de personas -con los rostros cubiertos para ocultar sus identidades- marcharon el lunes por la capital de Haití exigiendo protección frente a las violentas bandas que están saqueando los barrios de Puerto Príncipe, la capital, y otros lugares.

La guerra entre bandas se ha intensificado en Haití desde el asesinato del presidente Jovenel Moïse en 2021. El asesinato empeoró el control criminal de Haití y los inocentes son regularmente asesinados, violados o retenidos para pedir rescate.

Ha sido un “momento increíblemente difícil” para el ministerio, pero agradecen a todos sus oraciones.

“Estamos muy agradecidos a todos los que se han unido a nosotros en la oración y nos han apoyado durante esta crisis”, se lee en el comunicado. “‘El Roi’ es un nombre hebreo del Dios de la Biblia que significa ‘el Dios que ve’. Es con esa visión que ahora nos apoyamos en la verdad de Dios de que, ‘En su bondad, Dios os llamó a participar de su gloria eterna por medio de Cristo Jesús.  Así que, después de que hayáis sufrido un poco, Él os restaurará, os sostendrá y os fortalecerá, y os colocará sobre un fundamento firme’ (1 Pedro 5:10)”.

“Alabamos a Dios porque ha demostrado ser fiel al restaurar, sostener y fortalecer a Alix y a su familia, al ministerio de El Roi Haiti y a la comunidad que Alix ha impactado -y sigue impactando- con su ministerio en Haití”, continúa el comunicado.

Dorsainvil está casada con el fundador de El Roi Haiti, Sandro Dorsainvil, y la niña es hija de ambos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *