Lun. Feb 26th, 2024

Israel y Hamás prolongarán dos días más la tregua en Gaza: ¿Qué pasará después?

El Gobierno israelí y el grupo islamista Hamás acordaron este lunes prolongar la tregua, el intercambio de rehenes por prisioneros y la entrada de ayuda a Gaza, dos días más, dando un respiro a los dos millones de gazatíes que han sufrido mes y medio de incesantes bombardeos y esperanza a las familias israelíes que esperan recuperar a sus seres queridos.

Antes de que se cerrara la lista con los nombres de los cautivos y presos que serían intercambiados en el cuarto día de la tregua, Hamás y Catar anunciaron la prolongación de la pausa, que comenzó el viernes y concluía este lunes.

“El Movimiento de Resistencia Islámica Hamás anuncia que se ha acordado con los hermanos de Catar y Egipto prorrogar la tregua humanitaria temporal dos días más en las mismas condiciones que la tregua anterior”, informó el grupo en un comunicado difundido a través de Telegram, confirmando que el pacto se prolongará hasta el jueves a las 7 a. m., hora local.

Por su parte, el portavoz del departamento de Exteriores catarí, Majed al Ansari, escribió en su cuenta de la red social X que “el Estado de Catar anuncia que, como parte de la mediación en curso, se ha llegado a un acuerdo para extender la tregua humanitaria por dos días más en la Franja de Gaza”.

El anuncio llegó poco antes de que caducara el acuerdo, que entró en vigor el viernes a las 7 a. m. de ese día y que preveía la liberación de 50 rehenes israelíes a cambio de 150 presos palestinos, todos menores o mujeres.

Además, incluye la entrada de ayuda humanitaria a la Franja de Gaza y una cláusula por la cual el pacto podría extenderse por hasta diez días en caso de que Hamás se comprometa a entregar al menos diez cautivos más por día.

Ahora, se espera que la prórroga mantenga la proporción diaria de rehenes y prisioneros liberados por ambas partes, es decir, un rehén de Hamás a cambio de tres palestinos retenidos en cárceles israelíes.

Más allá de algunos inconvenientes menores, ambas partes respetaron el pacto, que permitió la liberación de 69 rehenes cautivos en Gaza y 150 presos palestinos en cárceles israelíes. Entre los secuestrados liberados por Hamás desde el viernes se incluyen 19 extranjeros que no formaban parte del pacto inicial.

Este lunes, poniendo fin a la primera fase del acuerdo, 11 rehenes que estaban en la Franja de Gaza desde el 7 de octubre fueron liberados. Según informó un colectivo de familiares de rehenes, los 11 liberados eran residentes del kibutz Nir Oz. Seis de los rehenes liberados, según Catar, tienen también la nacionalidad argentina, tres la francesa y dos la alemana.

Como parte del acuerdo, Israel procedió luego con la liberación de un grupo de 33 prisioneros palestinos, entre ellos tres mujeres y 30 menores.

El Servicio de Prisiones de Israel confirmó la cuarta tanda de excarcelaciones de presos palestinos, de las prisiones de Katziot, Nafha, Ramon, Damon, Megiddo y Ofer. Los presos fueron reunidos en la cárcel de Ofer, cerca de localidad cisjordana de Betunia, desde donde fueron llevados por la Cruz Roja hacia distintos puestos de control militar israelíes.

Gaza

Rehenes israelíes recién liberados avanzan hacia un vehículo de la Cruz Roja.

Foto: 

AFP

La tregua también ofreció un respiro a los palestinos en Gaza, aunque según la Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos (UNRWA) la situación humanitaria sigue siendo “peligrosa” y las necesidades, “sin precedentes”.

Desde el viernes, varios centenares de camiones con ayuda entraron en la Franja de Gaza, donde Israel aplica desde el 9 de octubre un “asedio total” sin suministro de agua, comida, electricidad o medicinas.

Aunque la ONU no informó el número exacto de camiones que entraron en la última jornada, el domingo había cifrado en al menos 248 camiones el número de vehículos que han llevado ayuda al enclave palestino.

En el norte de Gaza, la zona más asolada por el conflicto y ocupada de facto por las fuerzas israelíes, la Media Luna Roja Palestina pudo distribuir el domingo más de mil toneladas de alimentos al campo de refugiados de Jabalia, así como tiendas de campaña, ropa de abrigo, agua embotellada y suministros médicos.

Gaza

Descarga de ayuda saudí para la Franja de Gaza en la pista del aeropuerto egipcio de El-Arish.

Foto: 

AFP

La tregua, además, consiguió que por primera vez desde el inicio del conflicto las agencias humanitarias pudieran llevar gas para cocinar a Gaza, lo que según la ONU se tradujo en largas colas en las estaciones de distribución, de hasta dos kilómetros.

Las cifras de evacuados al sur, que llegaron a ser de miles cada día, también se redujeron con la tregua y el domingo se registraron menos de 400.

No obstante, Adnan Abu Hasna, portavoz de la UNRWA, aseguró que “deberíamos enviar 200 camiones diarios durante al menos dos meses para responder a las necesidades”, afirmando que en ciertos sectores del enclave no había “ni agua potable ni comida”.

¿Qué pasará cuando la tregua llegue a su fin?

Lo cierto es que la extensión de la tregua se anunció este lunes en medio de una fuerte presión internacional de la Unión Europea, la Otán y el mismo presidente de Estados Unidos, Joe Biden, para extender el alto el fuego. Estados Unidos, de hecho, afirmó este lunes que espera que la tregua se prolongue algunos días más.

Catar, mediador del acuerdo junto con EE. UU. y Egipto mostró a través de su titular de Exteriores, Mohamed bin Abderrahman, que su país espera que el acuerdo entre Israel y el grupo islamista Hamás para extender la tregua en la Franja de Gaza durante dos días más conduzca a un alto el fuego permanente.

Gaza

Lanzamiento de bengalas sobre la Franja de Gaza.

Foto: 

AFP

Pero el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, reiteró el domingo que al finalizar el alto el fuego se reanudarán las operaciones para “eliminar a Hamás” y un análisis de The Economist subrayó este lunes que “una batalla brutal por el sur de Gaza se avecina después de que finalice la tregua”.

Según la revista, Hamás podría optar por mantener como rehenes a soldados y hombres israelíes con el fin de lograr un acuerdo de alto el fuego prolongado y la liberación de más presos palestinos. No obstante, indica The Economist, Israel reanudará su ataque buscando cómo proceder hacia el sur mientras recorre los escombros del norte.

“Los combates que vendrán a continuación podrían ser peores que los anteriores (…). Hamás no está ni cerca de rendirse y, sin duda, luchará más duramente en el sur, adoptando lo que podría ser una última resistencia”, concluyen.

Los combates que vendrán a continuación podrían ser peores que los anteriores

Israel declaró la guerra a Hamás el 7 de octubre tras un ataque del grupo islamista, que incluyó el lanzamiento de más de 4.000 cohetes y la infiltración de unos 3.000 milicianos, que mataron a unas 1.200 personas y secuestraron a más de 240 en comunidades israelíes cercanas a la Franja de Gaza.

Las fuerzas aéreas, navales y terrestres de Israel han contraatacado desde entonces en el enclave palestino, donde ya suman más de 15.000 muertos, según autoridades palestinas, la mayoría niños y mujeres. Se estima que son más de 36.000 los heridos y que hay además cerca de 7.000 desaparecidos, sobre los que o bien se desconoce su paradero o se cree que están bajo los escombros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *