Jue. Feb 22nd, 2024

Dueños de gatos están preocupados por el mortal coronavirus felino

El coronavirus (CoV) no solamente afecta a las personas, como ya se vio en años anteriores con la pandemia mundial. Pues también hay una mutación que amenaza la salud de perros (CCoV) y gatos (FCoV).

Incluso, investigadores han encontrado una recombinación de ambos (FCoV-CCoV) que sería altamente patógeno y que afecta a los felinos.

Nicosia, Chipre

Nicosia, Chipre

Foto: 

iStock

Según artículos veterinarios, este recombinante sería responsable de un brote de peritonitis infecciosa felina (FIP) que comenzó en enero de 2023, en Nicosia, capital de Chipre

Es precisamente en dicha isla donde ahora hay preocupación por la salud de los gatos, pues la infección se propaga rápidamente a felinos de todas las edades. 

Es preciso señalar que la peritonitis infecciosa felina es mortal si no se trata a tiempo. Los síntomas de este son: perdida de peso, anorexia, abdomen hinchado, anomalías oculares, fiebre, disnea y signos neurológicos. 

El artículo británico ‘Aparición y propagación de peritonitis por infección felina debido a un coronavirus recombinante canino/felino altamente patógeno’, publicado noviembre de este año, da cuenta del aumento en el registro de casos de infección en los gatos de Chipre. 

Pues, en comparación con los años 2021 y 2022, cuando solo se registraron tres y cuatro casos, este 2023 (de enero a agosto) se confirmaron 165 casos.

“Esto representa un aumento de más de 40 veces”, describen los investigadores. 

Por otro lado, la Asociación Veterinaria registró 8.000 muertes por la infección.

gato

En necesario llevar a las mascotas a revisiones periódicas con el veterinario.

Foto: 

iStock

Si bien el distrito de Nicosia fue el primero en registrar un brote, con un máximo de casos en enero y febrero, le siguió la ciudad de Famagousta con su punto máximo en marzo, y finalmente se expandió a toda la república. 

Por la preocupación, el gabinete del ministro autorizó el uso de medicamentos humanos para gatos. Aunque, ahora el número de casos no declarados es alto por la gran población de gatos callejeros y salvajes

La aparición de este nuevo coronavirus “muestra un alto potencial de propagación con la patología asociada de PIF letal si no se trata”, aunque, son esenciales más investigaciones, destacan los investigadores. 

Hay antivirales que han funcionado con éxito en el tratamiento temprano de los gatos afectados con FCoV-23.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *