El laureado actor y cantante Jaime Foxx habló sobre su fe y la unidad de la iglesia en una entrevista para una cadena de tv norteamericana. Explicó que su «visión» es ver a personas de todas las razas adorando a Dios bajo un mismo techo.

Y es que este talentoso artista, premiado con el Oscar como mejor actor por la película Ray (2004), creció en Texas, en donde asistía a la iglesia los domingos y varios días de la semana.

Cada fin de semana, Foxx tocaba el piano de la iglesia y ayudaba a la congregación en la adoración.

«Crecí en la iglesia. Quiero decir, estaba en la iglesia todos los días. Iglesia, iglesia, iglesia, iglesia», dijo el actor.

[getty src=»495306974″ width=»594″ height=»412″ tld=»es»]

Aun así, Jaime Foxx recuerda que la forma en la que muchos de sus compañeros de iglesia lo trataron durante varios año no reflejaba exactamente la compasión, la gracia y la bondad del Dios al que profesaban.

«Lo que me pareció extraño era que las personas que iban a la iglesia me trataron mal. Las mismas personas que fueron a la iglesia y nos enseñaron la Biblia”.

-JAIME FOXX

Foxx reveló que su abuela, una mujer devota que insistió en que su nieto memoriza la Biblia, fue quien le animó a ser amable con los demás, a perdonar, y extender la compasión, incluso con aquellos con quienes no estaba de acuerdo.

El actor dijo que espera que, algún día, la mentalidad de las personas sea cristocéntrica, y que todas las personas de cada tribu, lengua y nación adoren juntas bajo el mismo techo.

“Siempre he tenido esta visión, y lo he hecho cuando tengo la ocasión; tengo personas que vienen a mi casa y tenemos una iglesia que no se muestra en televisión ni nada de eso. Pero mi idea es que en cierto momento, iglesia negra, iglesia blanca, hispana, todos van a la iglesia juntos”.

-JAIME FOXX