Entretenimiento Iglesia & Ministerio Mundo Nacional Noticias

el caso de una influencer CRISTIANA la obligan a eliminar un vídeo tras apoyar el matrimonio bíblico

Hace unos meses, la estrella de las redes sociales Erika «Kika» Nieto fue condenada por una sentencia de la Audiencia Nacional a retirar un vídeo de YouTube en el que expresaba su opinión sobre el matrimonio.

En el vídeo, Nieto compartía con sus millones de seguidores sus creencias cristianas sobre el matrimonio porque estaba respondiendo a la pregunta de un seguidor durante su vídeo «Pregúntame lo que quieras».

«Dios creó al hombre y a la mujer para que estuvieran juntos. No considero que sea bueno que los hombres estén con los hombres o que las mujeres estén con las mujeres, pero lo tolero», dijo Nieto.

En un caso anterior que surgió del mismo vídeo, debido a los comentarios de Nieto, un activista llevó a Nieto a los tribunales. La activista denunció que el comentario de la estrella de las redes sociales sobre el matrimonio era ofensivo y discriminatorio, y un tribunal inferior pidió la retirada del vídeo de Nieto en YouTube por contener «incitación al odio».

«La libertad de expresión, y la libertad religiosa, son derechos humanos fundamentales garantizados por todos los principales tratados de derechos humanos. Si alguien se siente ofendido, la mejor respuesta es el debate, no la censura. En última instancia, somos todos nosotros, y la propia democracia, los que sufrimos cuando la gente no puede hablar libremente», añadió.

Sin embargo, después de todo el controversial asunto relativo al vídeo de Nieto por su perspectiva cristiana, la Corte Constitucional colombiana aceptó revisar el caso. Nieto espera anular el fallo del tribunal nacional que le ordenó retirar su vídeo.

«Todo el mundo tiene derecho a compartir libremente sus creencias en público. Me alegro de que la Corte Constitucional haya decidido revisar mi caso», declaró Nieto tras la admisión de su recurso.

«Espero que defiendan el derecho de todos a hablar libremente. Nadie debería tener miedo a la censura o a las sanciones penales por expresar sus convicciones. Al hablar, espero fomentar el debate e inspirar una mayor tolerancia hacia los distintos puntos de vista», añadió.