Quién es quién en el reinicio de los diálogos con Eln este lunes.

A los 58 años de confrontación armada entre Estado y guerrilla le apuntan a poner fin, a partir del lunes, negociadores del Gobierno y el Eln –fundado en 1964– que instalarán la mesa de diálogos en Caracas.

Esta es una reanudación de la agenda firmada entre Gobierno e insurgencia en marzo del 2016, bajo el mandato del entonces presidente Juan Manuel Santos.

Los equipos se encontrarán y de inmediato empezarán a trabajar. Hay elementos claves para discutir.

Sin embargo, protocolos como el de los países garantes del proceso aún faltan por ser definidos. Por ejemplo el de los países garantes.

Ambas partes dialogantes reconocen a Cuba Noruega. No obstante, se está a la espera de conocer qué sucederá con EspañaChile Venezuela. El alto comisionado para la Paz, Danilo Rueda, manifestó que decisiones como esta se tendrán que tomar de manera conjunta.

Al cierre de esta edición, aún no habían sido anunciados todos los negociadores del Gobierno, pero los nombres de Otty Patiño y José Félix Lafaurie fueron confirmados por el propio presidente Petro.

Otty Patiño se perfila como el jefe del equipo negociador del Estado colombiano con la guerrilla. Es uno de los fundadores del desmovilizado M-19, integró la Asamblea Nacional Constituyente de 1991 y es uno de los hombres más cercanos al presidente. Este politólogo, en concordancia con su pasado es un convencido de las salidas negociadas al conflicto armado.

El presidente de Fedegán, José Félix Lafaurie, sorprendió con su nueva relación con el presidente Petro, de quien era un férreo opositor. Ahora, luego de aceptar la invitación del mandatario a ser negociador, la cual etiquetó de “generosa”, es el representante en la mesa, según sus palabras, de “amplios sectores de la sociedad” y no solo del Centro Democrático.

Como dirigente del gremio ganadero, jugará un papel importante en el tema de las tierras, crucial en el desarrollo de cualquier acuerdo de paz en Colombia, como evidencia el acuerdo entre el Gobierno y Fedegán para la compra de tres millones de hectáreas.

Los senadores Iván Cepeda y María José Pizarro, del Pacto Histórico, también harían parte de la mesa de negociaciones.

Cepeda, con vocación en favor de la paz, fue uno de los facilitadores del acercamiento con los ganaderos.

Por su parte, la parlamentaria Pizarro ha celebrado el respaldo de agencias de la ONU y la OEA a la ‘paz total’: “Implica abandonar la visión guerrerista para adoptar un enfoque de seguridad humana”. También es hija del desmovilizado comandante del M-19, Carlos Pizarro, quien fue asesinado en 1990.

Jesús Alberto Castilla, exsenador, aportaría su visión a la delegación del Gobierno como dirigente campesino del Norte de Santander.

Y, como trabajador por más de dos décadas con la comunidad en la defensa de los derechos humanos, el antropólogo Horacio Guerrero sería otro de los delegados del Ejecutivo para alcanzar la paz, en medio del cese multilateral al fuego propuesto al grupo armado.

Desde el Eln, destacan los nombres de ‘Pablo Beltrán’ y ‘Aureliano Carbonell’. ‘Beltrán’ es el segundo al mando de la insurgencia, por detrás de ‘Antonio García’. A su vez, ‘Carbonell’ es miembro de la dirección nacional de la guerrilla.

Ambos trabajaron en el anterior proceso con el gobierno Santos, en la mesa instalada en febrero de 2017, en Quito, y suspendida desde agosto de 2018.

‘Silvana Guerrero’, ‘Consuelo Tapias’, ‘Isabel Torres’, ‘Óscar Serrano’ y ‘Viviana Henao’ también repetirán como interlocutores.

Por ahora, está por verse cómo alcanzar un cese multilateral al fuego con este grupo armado, a la vez que este que está enfrentado con las disidencias de las desmovilizadas Farc.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *