Ovidio Guzmán: revelan plan que existió para matarlo en Ciudad de México.

Ovidio Guzmán se paseaba con tranquilidad en la Ciudad de México después de su primera captura.​

Al parecer, Ovidio Guzmán, el hijo del Chapo de Guzmán y uno de los narcotraficantes más buscados de México, se paseaba con tranquilidad en la Ciudad de México después de su primera captura en 2019, así lo confirma en un reportaje la revista Proceso de México.

Guzmán, conocido como ‘el ratón’ en el cartel, frecuentaba la zona del centro comercial Parque Delta en el centro de la ciudad, así como también otras zonas representativas como la colonia Roma, Condesa, Santa Fe y Nápoles.

Ovidio Guzmán  vivió, caminó, comió, cenó y hasta salía de fiesta a los antros con completa tranquilidad en las calles de Ciudad de México. 

“Ovidio Guzmán López, ‘El Ratón’, vivió, caminó, comió, cenó y hasta salía de fiesta a los antros con completa tranquilidad y seguridad durante seis meses en las calles de Ciudad de México. Mientras lo buscaban autoridades federales, el ejército y la marina”, indicia el reportaje de la revista Proceso.

Esta información fue recolectada por sicarios de otras divisiones del cartel que tenían la orden de matarlo y en sus labores de inteligencia lo siguieron durante algunas semanas, sin embargo, fueron interceptados y arrestados por la policía de la ciudad antes de cometer el crimen.

El plan para asesinar a Ovidio Guzmán

Sicarios contratados por Ismael “El Mayo” Zambada y Rafael Caro Quintero a través de un lugarteniente conocido como ‘El Flaco’, siguieron a Guzmán durante más de una semana las 24 horas del día, según reporta un informe de la Secretaría de Defensa Nacional y la Marina.

Los sicarios tenían totalmente ubicado a Guzmán, quién sabia que no estaba seguro en la ciudad, pues viajaba acompañado de escoltas armados quienes estaban con él todo el día, no dormía dos noches seguidas en un mismo apartamento, llegó a hospedarse en moteles y utilizaba dos vehículos para moverse, una camioneta Mercedes Benz y una Land Rover, ambas blindadas y con armas dentro.

Habían identificado también que frecuentaba todos los jueves el centro comercial Parque Delta donde consumía malteadas y postres de la empresa The Cheesecake Factory.

Ya ubicado, el jueves 28 de octubre de 2021 los sujetos llegaron al lugar con la intensión de asesinarlo. Se reportaron al ‘Flaco’ con una foto de la víctima por WhatsApp, y cuando tenían todo listo para “darle piso” el ‘Flaco’ canceló la operación pues no quería meterse en problemas abriendo fuego en uno de los centros comerciales más concurridos de la Ciudad de México.

“Las autoridades señalan que El Flaco quiso evitar una tragedia en la ciudad y que en la refriega algo saliera mal, que terceras personas resultaran heridas, pues sabía que eso le traería consecuencias con sus jefes, el Mayo y Caro Quintero. Por eso ordenó que lo siguieran y esperaran el momento adecuado para matarlo”, aseguró el reportaje de Proceso.

“Las autoridades señalan que El Flaco quiso evitar una tragedia en la ciudad. Por eso ordenó que lo siguieran y esperaran el momento adecuado para matarlo”

Sin embargo, Guzmán logró escapar del lugar sin ningún atentado debido a que al salir del establecimiento comercial (la orden de ‘El Flaco’ era matarlo a la salida), los sicarios perdieron el vehículo donde se movilizaba el hijo del Chapo pues no conocían muy bien la Ciudad de México.

Los Chapitos’ querían establecerse en Ciudad de México

“Hay una pugna interna entre diversas acciones entre el cártel que lidera El Mayo y Caro Quintero, quienes no quieren al grupo del Ratón”, explicó el periodista David Fuentes. Debido a lo anterior, el grupo liderado por Guzmán, llamado ‘Los Chapitos’, tras el Culiacanazo intentaron establecerse en Ciudad de México.

“La CDMX es para ellos un importante centro financiero del país que alberga las sedes de los mayores consorcios empresariales, permitiéndoles tener comodidades, pasar desapercibidos o permanecer en el anonimato en cualquier estrato social“, explica el informe de la Secretaría de la Defensa Nacional.

Sin embargo, cuando los sicarios del ‘Flaco’ fueron arrestados, le entregaron a las autoridades mexicanas las rutas que utilizaba el grupo criminal para llevar la droga desde Colombia hasta la Ciudad de México, así como también los nexos que tenían con la policía, casas de seguridad y bodegas donde almacenaban las drogas.

Con dicha información las autoridades comenzaron a darles fuertes ‘golpes acertados’ al cartel, que les impidió a ‘Los Chapitos’ continuar su establecimiento en la capital del país, “esa fue la debacle de ‘Los Chapitos’ en la CDMX”, aseguró la revista.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *