Dom. Jul 14th, 2024

EE. UU. demanda a Google por monopolio de la publicidad en línea.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos demandó el martes a Google por su dominio del mercado de la publicidad en línea, iniciando una nueva batalla legal contra el gigante tecnológico con sede en California.

La demanda acusa a Google de mantener ilegalmente un monopolio que ha “corrompido la competencia legítima en el sector de la tecnología publicitaria”.

“Google utilizó medios anticompetitivos, excluyentes e ilegales para eliminar o disminuir gravemente cualquier amenaza a su dominio sobre las tecnologías de publicidad digital”, añade.

La demanda acusa a Google de mantener ilegalmente un monopolio que ha “corrompido la competencia legítima en el sector de la tecnología publicitaria

El caso fue iniciado por el Departamento de Justicia de Estados Unidos (DoJ) junto con ocho estados: California, Colorado, Connecticut, Nueva Jersey, Nueva York, Rhode Island, Tennessee y Virginia.

El núcleo del caso es el dominio de Google en el negocio de la tecnología publicitaria, en la que confían las empresas para sus necesidades de publicidad en línea.

Según los fiscales, Google “ahora controla” el sector, lo que significa que los creadores de sitios web ganan menos y los anunciantes pagan más, mientras que la innovación se ve sofocada por la falta de rivales en el sector.

“En su afán por obtener beneficios desmesurados, Google generó un gran perjuicio a los editores y anunciantes en línea y a los consumidores estadounidenses”, declaró la vicefiscal general de Estados Unidos, Lisa Monaco, en un comunicado.

¿Qué responde el gigante tecnológico?

Google -subsidiaria de Alphabet- declaró este martes que el Departamento de Justicia de Estados Unidos “está redoblando esfuerzos con un argumento erróneo”

Un portavoz de Google dijo a Efe que la demanda intenta “elegir ganadores y perdedores en el sector altamente competitivo de la tecnología publicitaria”.

“Duplica en gran medida una demanda infundada del fiscal general de Texas, gran parte de la cual fue recientemente desestimada por un tribunal federal”, anota el representante de la compañía vía correo electrónico.

Por último, el portavoz destaca que el Departamento de Justicia está “redoblando esfuerzos en un argumento erróneo que retrasaría la innovación, aumentaría las tarifas de publicidad y haría más difícil el crecimiento de miles de pequeñas empresas y editoriales”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *