Dom. Abr 21st, 2024

Nevado del Ruiz. ¿Cómo sigue la situación?

Imágenes registradas por satélites pusieron en evidencia un punto rojo emitido desde el volcán Nevado del Ruiz, cuya actividad se mantiene en alerta naranja por el riesgo de hacer la erupción más grande de los últimos diez años, en términos de días o semanas.

La fotografía fue compartida por el Servicio Geológico Colombiano (SGC), entidad encargada de monitorear su comportamiento las 24 horas de todos los días. El hallazgo ha causado curiosidad en las redes sociales y se explicaron los detalles de la aparición.

Se indicó que el registro fílmico que llega desde el espacio permite monitorear las anomalías térmicas del fondo del cráter Arenas. Es decir, las variaciones de temperatura observadas en la superficie del volcán: recientemente, se ha calentado fuera de lo normal.

Así lo explicó el SGC: “Junto a otros indicadores, las anomalías térmicas son un parámetro crucial del monitoreo de volcanes porque muestran el aumento en la actividad volcánica y podrían ser precursores de una erupción” que se espera

El punto rojo que se evidencia en la pantalla fue captado el 23 de abril. La luz fue interpretada por los expertos como “la anomalía térmica” que se mantiene en el fondo del cráter Arenas. Esto muestra el flujo de calor que proveniente del interior del Nevado.

En diálogo con SEMANA, el director técnico de Geoamenazas del Servicio Geológico Colombiano, John Makario Londoño, detalló que el Ruiz no se calentaba tanto desde el 2015. Se desconoce la temperatura máxima, “pero ha estado por encima de 500 grados”.

Con todo esto y la actividad sísmica, las autoridades mantienen las alarmas encendidas por una posible erupción que se podría presentar en el volcán. De momento, avanzan las evacuaciones de algunas personas que viven en la cima para mitigar los riesgos.

Sin embargo, los organismos de socorro se han encontrado con la resistencia de algunas comunidades porque, en dado caso de abandonar sus residencias, se les afectaría el bolsillo. Principalmente, el dolor de cabeza son los animales que tendría que abandonar.

Por otro lado, el Servicio Geológico Colombiano emitió un nuevo informe sobre el comportamiento que tuvo el pasado lunes, 1 de mayo, el volcán Nevado del Ruiz, que amenaza con hacer la erupción más grande de la última década, por lo que se mantiene activa la alerta naranja.

El grupo de expertos aseguró que hubo un leve incremento en la actividad sísmica asociada al fracturamiento de roca. Los temblores estuvieron a una distancia de dos kilómetros del cráter Arenas, una de las partes más sensibles del complejo natural. Mientras que las profundidades variaron entre tres y cuatro kilómetros. El sismo de mayor magnitud se reportó a las 3:43 de la tarde con 1,8.

En un panorama similar, la actividad sísmica relacionada con el movimiento de fluidos al interior de los conductos volcánicos también tuvo un aumento en la energía liberada, si se compara con las estadísticas del 30 de abril. Esto se manifestó con la emisión de ceniza que corrió tres kilómetros alrededor del Nevado del Ruiz.

“Continúa la desgasificación de dióxido de azufre a la atmósfera y la salida de vapor de agua en el volcán. La altura máxima de la columna de gases y/o ceniza observada ayer fue de 800 metros medidos desde la cima del volcán, esta presentó una dirección de dispersión predominante hacia el occidente – noroccidente del volcán”, reseñó el Servicio Geológico Colombiano.

Se agregó que permanecen las anomalías térmicas en el fondo del cráter, según la información emitida desde las plataformas de monitoreo satelital. Las altas temperaturas se presentaron durante el lunes festivo y hasta las 8:30 de la mañana de este martes, 2 de mayo.

Todos estos indicadores ponen en evidencia lo que la entidad ha reiterado desde hace 34 días: “La actividad del volcán Nevado del Ruiz sigue siendo muy inestable. Es posible que los niveles de actividad sísmica, así como los niveles de desgasificación o salida de ceniza disminuyan o sean oscilatorios, en el sentido de aumentar unos días y disminuir otros. Sin embargo, esto no implica que el volcán haya retornado a sus niveles normales de actividad”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *