Mar. Feb 27th, 2024

Colombia y final Nacional-Millonarios: sin neurosis.

Triunfazo. Sí: triunfazo el de la Selección Colombia sobre Alemania. Por primera vez, y en su quinto frente a frente, una Selección Colombia absoluta le ganó a la segunda potencia mundial de balompié. Le ganó en su tierra, jugando un partido coherente y serio. Sin miedo.

balompié. Le ganó ayer en su tierra, jugando un partido coherente y serio. Sin miedo.
Un 0-2 que deja listo el equipo base para empezar la eliminatoria en septiembre, en la que hay más nombres de los de siempre y menos de los nuevos que exigía la tribuna histérica y oportunista.

¡La figura fue Cuadrado! Repito: ¡Yerry Mina jugó un partidazo! Y eso que los quieren pensionar los genios del sobreanálisis y la hinchada.

Colombia en defensa fue cerrada y corta. En el mediocampo, ordenada. En el ataque presionó, quitó el balón y fue rápida. Santos Borré jugó de ‘9 de marca’. ¡Ja!

Que Alemania está en horas bajas, que ajustó tres derrotas y un empate en sus últimas salidas, que su DT hace equilibrio en la cuerda floja no le quita brillo ni importancia y al triunfo.

Juan Guillermo Cuadrado (der.) celebra con Mateus Uribe el segundo gol de Colombia.

Foto: 

Alejandro Matías. Agencia Kronos


Basta de la neurosis que impide el gozo y lo niega: el 20 de junio de 2023 Colombia escribió su primer triunfo en el libro de la historia del deporte colombiano. Eso no lo borra nada ni nadie.

Repito: lo clave es que Lorenzo ya tiene su base.

La finalísima

Ahora, a la finalísima del fútbol colombiano entre Nacional y Millonarios, al superclásico del país nunca antes visto en un mano a mano por la estrella, y que hoy tendrá el primer asalto en Medellín.

Además, los dos mejores de la historia de la Liga (la tabla histórica está ahí, tampoco admite neurosis) son los dos mejores de esta Liga.

Hay adrenalina en el ambiente. Hay deseo de gloria y victoria. Hay temor a perder contra el archirrival. Hay escalofrío en Medellín. Hay escalofrío en Bogotá.

En Nacional y Millonarios deben tener esa sensacla de ir a presentar el examen final de álgebra sabiendo que de los 100 problemas de la miscelánea de Baldor resolvieron 90, cinco los machetearon y con cinco no pudieron.

El susto es justo que la finalísima, cuchilla, les ponga los problema que machetearon o no resolvieron. Pasa.

La gran final se definirá el sábado 24 de junio

Foto: 

Sergio Acero Yate / El tiempo – @jaiverpress


Ambos, de entrada, parece que se sienten más cómodos de visitantes, en un duelo en el que los detalles, la fuerza en las áreas y las actuaciones individuales van a ser definitivos, determinantes.

Parafraseando a Joaquín Sabina, al primer punto final de la finalísima, pase lo que pase, le seguirán los puntos suspensivos…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *