Mar. Feb 27th, 2024

Alerta en Bogotá: ya van tres ataques con explosivos artesanales en menos de una semana

En menos de una semana se han registrado dos hechos en los que presuntos delincuentes lanzan artefactos explosivos en contra de establecimientos de comercio ubicados en el sur y suroccidente de la capital del país. Estos dos eventos ocurridos, uno en el barrio Venecia y otro en la localidad de Fontibón, se sumaron al que se registró durante este fin de semana cuando un hombre totalmente vestido de negro lanzó algo similar a una bomba Molotov contra el CAI de la Policía Metropolitana de Bogotá ubicado en la Candelaria.

La situación es tal que ha logrado encender las alarmas en las autoridades porque, al parecer, se trataría de un nuevo mecanismo que están encontrando los delincuentes para amedrentar a los comerciantes y extorsionarlos por medio de elevadas ‘vacunas’ o cuotas de funcionamiento. Las autoridades realizan los seguimientos de rigor para poder establecer en el caso del CAI cuál habría sido el móvil del atentado.

En la localidad de Fontibón se presentó la detonación de un artefacto explosivo, en un motel ubicado en la calle 17 a con 102, la situación se da tras el lanzamiento del mismo por parte de un hombre que se movilizaba a pie”, señaló el reporte de las autoridades.

Del primer hecho, ocurrido en Fontibón, resultó lesionado un trabajador del hotel, quien fue trasladado a un centro médico y no presentó heridas de gravedad. De acuerdo a lo que se pudo establecer y a las versiones dadas por el propietario del establecimiento, al parecer, la acción se presentó por deudas que el dueño del establecimiento tendría con los prestamistas de la zona. Así lo relataron los uniformados que atendieron el caso.

Y es que no es un secreto que cada vez son más variadas las formas que los criminales están encontrando para extorsionar a los bogotanos. Tan solo entre enero y mayo se presentaron 482 casos de extorsión, y aunque la cifra es menor a la del año pasado para la misma fecha, lo cierto es que todavía reporta un gran volumen y, según los expertos, es posible que exista un alto subregistro de quienes no denuncian a causa de las mismas extorsiones.


Policía y papa bomba

Las versiones dadas apuntan a que el hecho se dio por deudas pendientes que tenía el dueño del establecimiento comercial

Justamente por uno de esos ataques con explosivos artesanales es que el patrullero John Ramírez del cuerpo del Undmo, antiguo Esmad, fue que se debatió entre la vida y la muerte luego de que un encapuchado se lo lanzara en la cabeza durante los pasados enfrentamientos del 8 junio frente a la Universidad Nacional.

Por este hecho fue capturado Diego Fernando Perilla Carvajal, de 18 años, y quien habría sido el responsable de lanzar el explosivo que atentó contra la vida del uniformado, fue enviado a la cárcel desde donde deberá esperar el desarrollo del juicio en su contra.

Videos de cámaras de seguridad y otras evidencias dan cuenta de que este hombre habría dirigido el artefacto explosivo desde el campus del centro educativo con el propósito de generar daño en la integridad de los uniformados, como efectivamente ocurrió. En este momento el patrullero Rodríguez permanece en delicado estado de salud en el Hospital de la Policía Nacional.


Perilla Carvajal fue capturado por la SIJIN de la Policía Metropolitana de Bogotá en un inmueble de la localidad de Kennedy, en el suroccidente de Bogotá. En el procedimiento fue detenida otra persona, identificada como Anderson Sánchez Hera, quien sería uno de los principales articuladores de un movimiento radical señalado de promover confrontaciones con la fuerza pública y otros actos violentos para sabotear las jornadas de protesta.

Encuentran elementos para armar explosivos, en el centro de BogotáEncuentran elementos para armar explosivos, en el centro de Bogotá
 
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *