Mar. Feb 20th, 2024

'En el mundo hay un déficit de 44 millones de maestros': Unesco

La Unesco publicó un nuevo informe según el cual en el mundo hacen falta 44 millones de profesores para que se cumpla con el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) de dar educación a todos en los niveles de primaria y secundaria antes de 2030. Estas cifras se dan a conocer a propósito del Día Mundial de los Docentes instaurado por la organización.

De acuerdo con el documento, el problema no radica únicamente en la financiación, sino también en la falta de atractivo de la profesión. Ante esto, el organismo presentó 7 recomendaciones a sus Estados Miembros para mejorar el estatus de los docentes.

Así lo explicó Audrey Azoulay, directora general de la Unesco: “Los docentes desempeñan un papel vital en nuestras sociedades, sin embargo, esta profesión enfrenta una importante crisis vocacional. Algunas regiones del mundo carecen de candidatos. En otras regiones, se enfrentan a una tasa de abandono muy alta durante los primeros años de trabajo. En ambos casos, la respuesta es la misma: debemos valorar, formar y apoyar mejor a los docentes”.

Previamente la Unesco estimó en 2016 la escasez mundial de docentes en 69 millones. Según un nuevo estudio publicado con motivo del Día Mundial de los Docentes de 2023, el déficit se ha reducido en casi un tercio: la nueva estimación es de 44 millones. Si bien la situación ha mejorado, no es suficiente para satisfacer las necesidades mundiales en materia de educación.

La región que más ha progresado es Asia Meridional, donde la escasez se ha reducido a la mitad desde 2016, hasta un déficit estimado de 7,8 millones de docentes. En cambio, el África subsahariana ha avanzado poco y representa un tercio del actual déficit mundial. En Europa y América del Norte, a pesar de las bajas tasas de natalidad, la falta de profesores se sitúa en el tercer puesto de todas las regiones del mundo, con 4,8 millones de profesores adicionales necesarios. En América Latina y el Caribe faltan 3,2 millones.

Hacer que la profesión sea atractiva para las generaciones más jóvenes

La Unesco llevó a cabo una investigación para comprender mejor las razones de esta escasez de profesores. Tras analizar los datos relativos a la tasa de abandono de 79 países de distintas regiones del mundo y con diferentes niveles de desarrollo, se constató que la docencia resulta con demasiada frecuencia una profesión poco atractiva. Esto resulta en una dificultad para atraer a jóvenes hacia la profesión y se refleja claramente en el aumento de las tasas de abandono a lo largo de la carrera.

En estos 79 países, la tasa de abandono, que mide la proporción de maestros que optan por dejar la profesión de manera permanente, casi se duplicó entre los docentes de primaria, pasando del 4,62 por ciento en 2015 al 9,06 por ciento en 2022.

Las situaciones varían considerablemente de un país a otro, pero destacan tres factores principales: condiciones laborales precarias, altos niveles de estrés y salarios bajos.

Las condiciones de trabajo pueden verse afectadas por un sinfín de problemas, desde la falta de material, que aumenta la presión sobre la carga de trabajo de los profesores, hasta las onerosas responsabilidades administrativas y la mala dirección de los centros, que pueden minar la moral de los profesores.

Los niveles de estrés también son un problema: los profesores que experimentan “mucho” estrés en el trabajo tienen más del doble de probabilidades de querer abandonar la profesión, especialmente en los primeros cinco años.

Así mismo, los salarios bajos restan atractivo a la profesión. A escala mundial, sólo uno de cada dos países paga a los profesores de primaria tanto o más que otras profesiones que requieren un nivel de cualificación similar. Este fenómeno se acentúa en Europa y Norteamérica, donde sólo lo hacen 3 de cada 10 países. En la enseñanza secundaria superior, muchos países de renta alta pagan a los profesores un 75 por ciento o menos de lo que se paga en otras profesiones comparables.

Una tasa de abandono más alta

Por lo general, la tasa de abandono de los profesores es mayor que la de las profesoras. En 2021, la tasa mundial de abandono de los profesores de primaria fue del 9,2 por ciento, mientras que la de las profesoras fue del 4,2 por ciento. Esta situación se debe especialmente al hecho de que los varones suelen tener más oportunidades profesionales en otros sectores y pueden cambiar de carrera con más facilidad. También influyen los prejuicios de género, por ejemplo las creencias sobre quién debe responsabilizarse de la educación de los niños.

Aunque pocos países informan de los casos de abandono del profesorado a lo largo de su carrera, los datos disponibles muestran que los docentes noveles son más propensos a abandonar la profesión que sus colegas más experimentados. Este hecho demuestra que necesitan más apoyo para hacer frente a la carga de trabajo.

REDACCIÓN EDUCACIÓN
Con información de la Unesco

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *