Jue. Feb 29th, 2024

Medellín y Junior van a todo o nada por la nueva estrella

DIM confía en darle vuelta en casa, donde ha sido fuerte. El ‘Tiburón’ se aferra a sostener el 3-2.

Los últimos 90 minutos de la larguísima temporada 2023 del fútbol colombiano tienen este miércoles como protagonistas a dos equipos que pelean mano a mano por la estrella de diciembre. Uno, Junior, sacó una ventaja en su casa. Mínima, pero ventaja. El otro, Medellín, se aferra a su gran momento en casa para darle la vuelta y celebrar esta noche con su público.

A las 8 de la noche, al Atanasio Girardot no le cabrá una aguja, como no le cupo al Metropolitan o el domingo, con récord de asistencia para el 2023, 45.294 espectadores. Los que no puedan entrar al estadio la tendrán que ver por Win Sports + o seguirla por radio, por internet o por redes.

Hay mucho en juego: un cupo a la fase de grupos de la Copa Libertadores (el perdedor irá a la Sudamericana), tres millones de dólares para el ganador por llegar a esa instancia y, sobre todo, la gloria deportiva.

Alfredo Arias, el técnico del Medellín, espera que su equipo esté lleno de luces, como en el remate del primer tiempo y en todo el segundo en Barranquilla, y no el apagado y dubitativo que recibió dos goles en los primeros 16 minutos.

“No he ganado ningún partido todavía. Mi equipo tiene un gran potencial para ganar allá, está en creer en nosotros mismos, que el partido que terminamos jugando, lo continuemos. Al hincha de Medellín le puedo decir que su equipo se va a entregar sí o sí”, dijo Arias una vez terminó el juego en el estadio Roberto Meléndez.

Las fuerzas se agotan, en especial, en este momento del año. Y más en el Medellín, que llega con un trajín de partidos mucho más grande que el Junior: 69 oficiales tiene el DIM, contando todas las competiciones, contra 50 de Junior, que solo tuvo un partido internacional en el año, el que perdió con Tolima en Ibagué y lo dejó afuera de la Copa Sudamericana. Ambos equipos tuvieron cambios de técnico a lo largo del año. Ahora apenas tienen estabilidad.

 

 

Junior, lleno de confianza para la gran final

“El partido allá vamos a jugarlo como se debe, es una final y Junior está acostumbrado a jugarlas”, dijo el técnico Arturo Reyes, uno de los que vivió los vaivenes de un año difícil para su club: en marzo lo sacaron por malos resultados y luego lo volvieron a llamar para enderezar el camino. Ahora lo quiere todo: “Estamos en Junior y acá es hasta lo último: vamos a ser campeones”, sentenció.

Junior se aferra a la ventaja del partido de ida, que pudo ser más amplia si hubiera anotado un par de opciones posteriores al 2-0 con el que arrancó. Pero también le agradece a su portero, Santiago Mele, que evitó en al menos cinco ocasiones que Medellín hubiera regresado a casa con al menos un empate. No es un mal visitante, sobre todo, desde que volvió Reyes.

Medellín, en cambio, cree que puede sostener su extraordinaria campaña como local, que no se empañó ni cuando tuvo que cambiar de estadio por obligación, como en los cuadrangulares semifinales contra Millonarios, partido que jugó en Itagüí: fue el mejor juego del semestre. Esa misma idea, la de arrollar de entrada al rival, será la que intente para revertir el 3-2 de la ida.

“Estuvimos dos goles abajo, en una final, 4 de la tarde en Barranquilla y el equipo reaccionó y eso es lo que quiero destacar. La llave está totalmente abierta y vamos a tratar de corregir lo malo que hicimos y mejorar lo bueno”,
 dijo Arias.

Los dos equipos se ilusionan. Uno solo será campeón. Es el último esfuerzo del año, para irse a vacaciones con el premio mayor en el bolsillo o con la resignación de quedarse con el seco. Que sea una linda final, como fue lo del domingo en Barranquilla.

José Orlando Ascencio
Subeditor de Deportes
@josasc

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *