Mar. Feb 27th, 2024

Denuncian abusos en tarifas de taxis y 'apps' de transporte en Bogotá: ¿quién controla?

“He tardado hasta 50 minutos para lograr que un servicio me confirme; si no incluyo propina, no me acepta un vehículo, y estas pueden llegar hasta triplicar el valor de la carrera normalmente”.

Como esta son decenas las denuncias de ciudadanos que, sobre todo en época de fin de año, han notado que las tarifas de los servicios de taxi o de aplicaciones de transporte han llegado a doblar o triplicar el valor que normalmente pagan en sus carreras.

“Pedí un taxi por aplicación el viernes a las 11 p. m., en la 26 con 7.ª, para el Minuto de Dios. El taxista me escribió que la tarifa estaba alta. Yo le respondí: ‘¿Cómo así?’. Y me dijo: ‘Sí, está en 70.000 pesos o cancelamos’. Volvimos a la antigua usanza, negociar la tarifa”, contó otro usuario en su cuenta de X.

El taxista me escribió que la tarifa estaba alta. Yo le respondí: ‘¿Cómo así?’. Y me dijo: ‘Sí, está en 70.000 pesos o cancelamos’

Esta situación, que se ha vuelto común en especial en horas de alto tráfico, cuando llueve o a la salida de un evento masivo, vuelve a poner sobre la mesa el debate en torno al control que se hace de la tarifa de los servicios de transporte.

Lo anterior teniendo en cuenta que para muchos bogotanos ha cambiado la forma de movilizarse, pues las aplicaciones han permitido acceder a otras herramientas como el pago con tarjeta, Nequi o Daviplata y el monitoreo del viaje en tiempo real.

DIA DEL SIN CARRO Y MOTO

En el caso de Bogotá, la carrera mínima de los taxis es de 5.200 pesos.

Foto: 

MAURICIO MORENO. EL TIEMPO

“Ya no suelo pedir taxi en la calle porque, además de la inseguridad, al final del viaje me han llegado a cobrar una alta cantidad de dinero y es más difícil saber si el taxímetro no está alterado o si hay algún fraude”, le dijo otro ciudadano a EL TIEMPO.

Sin embargo, estas nuevas tecnologías pueden significar un reto para las autoridades en cuanto a los controles que deben tener, sobre todo en temporadas en las que la demanda de los servicios aumenta.

¿Quién regula los precios?

La tarifa de los taxis es fija y está regulada por cada ente territorial. En el caso de Bogotá, la carrera mínima es de 5.200 pesos y el ‘banderazo’ o arranque, de 2.900 pesos, pero el monto puede irse incrementando por cada 100 metros de recorrido, así como por el recargo nocturno, el del servicio puerta a puerta o el del recorrido al aeropuerto El Dorado.

Para Ernesto Sandoval, líder de este gremio, durante el fin de año “los trancones son enormes” y “el Waze a veces hace que se usen otras vías alternas a las tradicionales”, lo cual hace que el precio aumente porque suelen ser distancias más largas.

Cabify

Aplicaciones como Cabify operan con taxis.

Foto: 

Cabify

En ese sentido, aplicaciones como Uber o Cabify, que también tienen los taxis amarillos, implementan en su algoritmo un costo estimado que esté acorde con los precios establecidos.

Otra herramienta que tienen, y que ha sido cuestionada por algunos usuarios, es la de la propina o incentivo, es decir, un incremento de la tarifa que la persona que usa la aplicación acepta para obtener el servicio más rápido.

Ante las denuncias que existen acerca de que este monto puede doblar o triplicar la carrera original, el Ministerio de Transporte y el líder de los taxistas coinciden en que se trata de un acuerdo libre y voluntario del ciudadano con el conductor, por lo que no existe regulación alguna. Asimismo, no hay una prima navideña para los taxistas establecida por el Distrito, sino que depende de cada usuario.

Este tema cambia para los otros vehículos habilitados en las aplicaciones. Según el líder del gremio de taxistas, “tienen un sobrecosto para esta época que solo ellos conocen”.

No obstante, Priscila Sandí, gerente regional de Comunicaciones para DiDi Centroamérica, Caribe, Colombia y Ecuador, le explicó a este medio que los precios de arrendamiento para los servicios de DiDi Express y DiDi Moto son calculados de acuerdo con “criterios objetivos como distancia, tiempo de la solicitud, hora del día y estructura del mercado (oferta y demanda)”.

Tenemos modelos de ‘tarifas sugeridas’ que sirven como guía para que los usuarios puedan negociar entre ellos.

Eso quiere decir que, en épocas de festividades, principalmente en diciembre, los precios se elevan porque la demanda aumenta, lo que se conoce popularmente como “tarifa dinámica”.

Esta es la razón por la que varias de las aplicaciones le dan al ciudadano la opción de acordar el precio con el conductor, como es el caso de inDrive. “Tenemos modelos de ‘tarifas sugeridas’ que sirven como guía para que los usuarios puedan negociar entre ellos. Tienen la libertad de ofrecer más o menos”, indicó la empresa.

Cabe resaltar que estas herramientas aún no están reguladas por ninguna entidad de transporte, por lo que no se han fijado sus condiciones para operar en el país.

Al inicio de este año, el Gobierno afirmó que iba a congregar a todos los actores –entre taxistas, aplicaciones de transporte, el Ministerio de las TIC y el Ministerio de Transporte– para impulsar un proyecto de ley que reglamente este tema. Sin embargo, aún no se conocen avances al respecto.​

Cómo denunciar ante irregularidades

Si el usuario detecta que un taxi está cobrando un valor mayor que el reglamentado, o tiene alguna otra queja con el servicio, puede poner la denuncia ante los diferentes canales de atención de la Secretaría de Movilidad de Bogotá, como las páginas web Mi Movilidad y Bogotá Te Escucha.

En el caso de las aplicaciones de transporte, el usuario tiene la opción de reportar problemas con el conductor. Y la aplicación exige además una calificación al final del viaje, en la que se expone la queja si hay inconformidad, lo que incluso puede llevar al despido del conductor. Si no le dan respuesta en 15 días hábiles, puede acudir ante la Supertransporte.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *