Vie. Abr 12th, 2024

Mas ahora, oh Señor, tú eres nuestro Padre,
nosotros el barro, y tú nuestro alfarero;
obra de tus manos somos todos nosotros.

-ISAÍAS 64.8

[facebook url=”https://www.facebook.com/OnlineDesafio/videos/1038051753239610/” /]

Todos somos obra de Dios. Nosotros somos el barro y Él nuestro alfarero. Dios nos santifica y transforma día a día para ser una vasija de honra.

A veces pensamos que las situaciones difíciles en nuestro trabajo, en la familia o en la iglesia son producto de algún pecado que hemos cometido, o quizá creemos que Dios se olvidó de nosotros, pero la verdad es que las pruebas nos forman en el carácter

Para desarrollar una bella escultura, el artista debe golpear a diario el bloque de mármol. Y al principio duele, sí, pero al final trae bendición y crecimiento personal.

Dios es nuestro alfarero, nuestro escultor. Sí. Amén.

Descubre todos los episodios de A Solas con Jesús y haz parte de este espacio de crecimiento espiritual.