“El que habita al abrigo del Altísimo
    Morará bajo la sombra del Omnipotente”, Salmos 91.1.

[facebook url=”https://www.facebook.com/OnlineDesafio/videos/2154320438003626/” /]

A pesar de que vengan los ataques, las preocupaciones y obstáculos, hay un abrigo fuerte sobre nosotros: la presencia, la sombra del que Todo lo puede.

La invitación es que habitemos en la presencia de Dios. El versículo 4 del mismo Salmo dice:

Con sus plumas te cubrirá,
Y debajo de sus alas estarás seguro;
Escudo y adarga es su verdad.

¿A dónde acudes cuando estás en problemas? El Señor nos invita a habitar y descansar en su presencia para siempre.

Descubre todos los episodios de A Solas con Jesús y haz parte de este espacio de crecimiento espiritual.