Tus decisiones son la voz de tu carácter
y el eco de tus principios