Mar. Feb 27th, 2024

Cambios en aplicación del cepo y más control en las zonas de parqueo pago de Bogotá

Luego de que diferentes voces, tanto de ciudadanos como de concejales, expresaran sus desacuerdos con el manejo del cobro y las sanciones dentro de las zonas de parqueo pago (ZPP), la Terminal de Transporte, entidad que opera estos espacios, anunció nuevas políticas de aplicación de los cepos y la llegada de 50 agentes civiles de tránsito.

Ana María Zambrano, gerente de la Terminal, le dijo a EL TIEMPO que este proyecto es “una solución de movilidad” y “una transformación urbana en marcha” que está enfocada en mejorar el espacio público y el tráfico en las vías.

Aseguró que desde noviembre del 2021 hasta la actualidad, hay 11 áreas con 5.229 cupos en 8 localidades, y se espera que al final de esta administración sean 17. “Serían más de 8.000 cupos y se estaría cubriendo el 80 por ciento de la ciudad”, afirmó.

Cada una de estas zonas se ha seleccionado a partir de un análisis de 32 semanas de la demanda, la invasión del espacio público del lugar, la caracterización social y el diseño de la señalización. Funcionan de lunes a viernes, de 7 a. m. a 10 p. m., y los sábados, domingos y festivos, de 8:30 a. m. a 10 p. m.

Aunque aún está en su fase de implementación, el proyecto ya ha recibido quejas sobre la manera en que se controla y se cobra la tarifa, así como de la aplicación del cepo para inmovilizar el vehículo cuando el usuario excedió el tiempo. Por esta razón, Zambrano anunció algunos cambios.

Automóviles estacionados en los alrededores del parque Giordano Bruno.

Foto: 

Laura Pérez. EL TIEMPO

Nuevas medidas

En las ZPP, el usuario debe pagar anticipadamente el tiempo en el que estará en este lugar, ya sea de manera presencial o electrónica por medio de la aplicación o de WhatsApp. La tarifa es diferencial según cada zona y funciona por fracción de 10 minutos. La gerente resaltó que incluso la persona dispone de una billetera virtual que puede recargar y usar en los distintos lugares alrededor de la capital.

Antes, cuando una persona parqueaba y no cancelaba el espacio al instante, o no llegaba a la hora exacta que había indicado, se le ponía el cepo, y para quitarlo debía pagar un monto de 100.000 pesos, en el caso de los carros, y 70.000, en el caso de las motos. Sin embargo, Zambrano dijo que “escucharon a la ciudadanía” y decidieron ampliar el tiempo que tiene el usuario después de que se le venció el periodo por el cual pagó anteriormente.

Ahora los ciudadanos que llegan a estas áreas tienen 10 minutos para pagar el espacio. Y, para retirar el vehículo después de que se les venció el tiempo, tienen hasta 20 minutos.

“La aplicación ahora te avisa que te quedan 5 minutos para ir por tu automotor. Se puede ampliar el tiempo, en el caso de que la persona se haya ocupado, o se retira después de que se venció el plazo”, indicó la gerente.

Cambian las reglas en las zonas de parqueo pago. 

Foto: 

Secretaría de Movilidad

La directiva dijo que también se va a mejorar el control de las ZPP, tanto del uso adecuado de ellas como de los pagos en efectivo. Con respecto al primer punto, llegarán 50 agentes civiles de tránsito, que se encargarán de asegurarse de que los ciudadanos no invadan el espacio público y se parqueen legalmente.

Con respecto al control de los pagos en efectivo, Zambrano aseguró que habrá un supervisor por cada 10 facilitadores o trabajadores de la zona de parqueo, quien se encargará de revisar las placas que se encuentran en el área y compararlas con el sistema y el recaudo de ese punto.

“Si encuentra algo irregular, se hace un llamado de atención al facilitador y la plata tiene que aparecer. Si ya hay un segundo llamado, se rescinde de los servicios del facilitador. Por esta regulación es que hay una alta rotación de trabajadores”, afirmó Zambrano.


Los retos

La gerente dijo que, como es un proyecto a 10 años, es consciente de que hay varios puntos que están en proceso de mejora. Uno de ellos son las campañas de comunicación para que las personas entiendan cómo funcionan estas áreas y los canales de atención que tienen (página web, WhatsApp, redes sociales, correo y call center).

“Las personas deben saber que aquí pueden pagar con tarjeta y reservar su cupo. Una de las quejas es que algunas de las zonas de parqueo solo cuentan con una señal vertical. Aunque únicamente con ella podemos operar, tenemos como meta que en noviembre todas las áreas estén demarcadas”, dijo.

El beneficio en este tipo de proyectos representa más en la movilidad que en ingresos económicos

Por otro lado, está el aspecto del recaudo, pues los ingresos acumulados por el proyecto hasta el 30 de junio de este año son de 11.057 millones de pesos, mientras que los gastos totales son de 16.285 millones, una diferencia del 32 por ciento.

Ante este panorama, Zambrano afirmó que, según los datos del último trimestre del 2023, los ingresos ya cubren los gastos en la mayoría de zonas, y se espera llegar a un punto de equilibrio en el segundo semestre de 2024.

“Estas zonas en el mundo no se miden únicamente en términos económicos. En ciudades como Sao Paulo, Ciudad de México, Quito, entre otras, el beneficio en este tipo de proyectos representa más en la movilidad que en ingresos económicos”, añadió, y dijo que desde que se inauguró el proyecto se aumentó en un 8 % el promedio de velocidad en áreas de influencia de las zonas de parqueo pago. 

Finalmente, con respecto a la seguridad de las ZPP, recalcó que estos espacios solo garantizan el lugar de estacionamiento, ya que “el uso del espacio público tiene un valor”.

Sin embargo, dijo que están trabajando junto con las secretarías de Seguridad, Gobierno y Movilidad para crear frentes de seguridad que eviten inconvenientes a los usuarios. “Hay una reducción del 15 % del hurto en las zonas de parqueo pago”. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *