Mié. Feb 28th, 2024

Idalia tocará tierra este miércoles en Florida convertido en huracán de categoría 3

Lás de 1,6 millones de personas tenían este martes órdenes de evacuar sus residencias en Florida (Estados Unidos) ante la inminente llegada del huracán Idalia, el cual, según los meteorólogos, tocará tierra en la mañana de este miércoles en el noroeste del estado con vientos de categoría tres en la escala Saffir-Simpson (de un máximo de 5).

A unos 310 kilómetros al suroeste de la ciudad de Tampa, Idalia seguía fortaleciéndose en la noche del martes y, según el boletín del Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC por su sigla en inglés), en categoría 2 alcanzó vientos máximos sostenidos de 155 kilómetros por hora. Se estima que este miércoles alcance vientos de 178 kilómetros por hora.

 

El ojo de Idalia, el tercer huracán (tras Don y Franklin) de la actual temporada de ciclones en el Atlántico, tocó tierra el lunes en el cabo de San Antonio, el extremo occidental de Cuba, y continuó azotando este martes varias provincias del occidente de la isla con intensos aguaceros.

La provincia más afectada en Cuba fue Pinar del Río, que aún no se ha recuperado completamente de los graves estragos provocados en su territorio hace apenas un año por el huracán Ian.

Idalia

Residentes se asoman en sus casas junto a una calle inundada, en La Habana (Cuba), por el paso del huracán Idalia.

Foto: 

EFE

Allí, Idalia dejó a unos 186.000 hogares sin servicio de electricidad (el 60 por ciento de la provincia), y en la provincia Artemisa perjudicó a 117.434 clientes (el 80 por ciento). En La Habana, por su parte, se registraban 47.980 consumidores afectados y otros 4.326 en la Isla de la Juventud.

Los informes oficiales preliminares no habían reportado la muerte o la desaparición de ninguna persona en las zonas impactadas.

“Ahora hay que trabajar urgente: servicio eléctrico, comunicaciones, la agricultura (…) cosechando para distribuir todo lo que se pueda” de alimentos, dijo el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, al presidir una reunión para coordinar los trabajos de recuperación.

Idalia

Inundaciones en La Habana durante el paso del huracán Idalia.

Foto: 

AFP

Máxima alerta en Florida

En Estados Unidos, mientras tanto, el Centro Nacional de Huracanes advirtió este martes que se prevé que las cálidas aguas del golfo de México, cercanas a los 31 ºC, conviertan a Idalia en un “peligroso huracán de gran intensidad antes de tocar tierra este miércoles”, al tiempo que advirtió que se esperan inundaciones costeras “potencialmente mortales” por marejada ciclónica de 3 a 5 metros, lluvias torrenciales y fuertes vientos en Florida.

“Muy pocas personas pueden sobrevivir estando en el camino de una gran marejada ciclónica, y esta tormenta será mortal si no nos apartamos del peligro y la tomamos en serio”, dijo la jefa de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias de Estados Unidos (Fema), Deanne Criswell.

La situación de emergencia es tal que el gobernador de la Florida, Ron DeSantis, declaró el estado de emergencia en 46 de los 67 condados de Florida e insistió a los residentes de localidades costeras y de zonas proclives a inundarse que atiendan las órdenes de evacuación obligatorias y voluntarias.

“Tiene que irse ahora. Si no lo hace, mañana por la mañana será demasiado desagradable, y, si decide permanecer, los socorristas no podrán localizarle hasta pasado el huracán”, insistió.

Idalia

Señal de “evacuación obligatoria” en Cedar Key, Florida.

Foto: 

EFE

Desde el centro de operaciones de emergencia estatal, DeSantis alertó que la mayor preocupación para las autoridades es la marejada ciclónica, que en partes de la costa noroeste de Florida, el llamado Big Bend, puede elevar el nivel del mar hasta unos 15 pies (4,5 metros) por encima de su nivel habitual.

Además de los albergues temporales, hay hoteles en la zona por donde se prevé que pase Idalia que están preparados para recibir a evacuados.

Así mismo, DeSantis subrayó que están listos hasta 30.000 operarios para proceder al restablecimiento de la energía si el huracán causa daños en los postes y cableado.

La inminente llegada de Idalia como un huracán mayor también obligó a ordenar el cierre de las escuelas de 42 distritos escolares, al igual que 23 universidades, y a desplegar cerca de 1.100 efectivos de la Guardia Nacional, que disponen de botes y otros equipos para las labores de rescate.

Los aeropuertos internacionales de Tampa y de St. Pete-Clearwater se mantenían cerrados este martes, mientras que la compañía pública ferroviaria Amtrak se vio obligada a cancelar o modificar más de una decena de trayectos en Florida.

Idalia llega casi un año después del paso del huracán Ian, que azotó la costa oeste de Florida como una devastadora tormenta de categoría 4 y dejó casi 150 personas muertas. Ian también provocó marejadas ciclónicas y fuertes vientos que derribaron puentes, arrasaron edificios y causaron daños por valor de más de 100.000 millones de dólares en el estado.

Se espera que tras la llegada de Idalia a la costa floridana del golfo de México, el ciclón continúe en tierra por el norte de este estado, el sureste de Georgia y cerca de la costa de Carolina del Sur. En este último estado, el gobernador estatal, Roy Cooper, ya declaró el estado de emergencia a la espera de fuertes lluvias y deslizamientos de tierra entre este miércoles y jueves.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *