Jue. Jun 20th, 2024

Ataque de encapuchados a CAI La Gaitana revivió debate sobre primera línea en Bogotá

Sobre las 9:45 de la noche del sábado, alrededor de 10 encapuchados lanzaron 18 bombas molotov para incendiar el CAI La Gaitana, en la localidad de Suba.

El hecho no solo generó indignación en la ciudadanía, sino también una serie de reacciones políticas que, en plena época electoral, pusieron sobre la mesa cómo las autoridades deben enfrentar este tipo de situaciones.

Carlos Armando Clavijo, presidente de la acción comunal del sector, le dijo a EL TIEMPO que los vecinos y la Fuerza Pública ya estaban alertados de que podían existir disturbios. De hecho, se presentaron ataques similares en los CAI de El Rincón y Aures.

Lo anterior debido a que en varios sectores de la ciudad se estaba haciendo una conmemoración a los hechos ocurridos el 9 de septiembre de 2020, cuando el conductor de taxi y estudiante de Derecho Javier Ordóñez perdió la vida tras recibir golpes y descargas eléctricas por parte de policías en el CAI de Villa Luz de Engativá.

Este suceso generó un estallido social que dejó 13 personas muertas en los disturbios.
Tres años después, se estaba honrando, en su mayoría de manera pacífica, la memoria de las personas que fallecieron esa noche. “A lo último, los jóvenes que están acostumbrados al vandalismo aprovecharon para atacar al CAI”, afirmó Clavijo.

(Le recomendamos: Promotores electorales de la primera línea no pasarán sino a la justicia: Claudia López).

El líder comunitario agregó que la Fuerza Pública reaccionó con 13 aturdidoras, y que fue gracias al actuar de la Unidad de Diálogo y Mantenimiento del Orden (Undmo) que la situación “no pasó a mayores” y no hubo grandes afectaciones.

En el lugar estaban, además, 80 residentes “con palos o garrotes” para defender las instalaciones por si algo llegaba a pasar.

“Sentimos un temor espantoso. Ya tenemos la experiencia de hace tres años, cuando nos quemaron totalmente el CAI e iban a quemar a dos patrulleros que estaban dentro”, relató Clavijo.

Bogotá

Así quedó el CAI de Villa Luz y el carro de los investigadores de la Fiscalía durante los ataques tras la muerte del estudiante de derecho Javier Ordóñez.

Foto: 

César Melgarejo. EL TIEMPO

Las reacciones

Después de que se difundieran distintos videos del ataque en el CAI, la alcaldesa Claudia López tuvo un duro pronunciamiento sobre la primera línea y los políticos que, según ella, han apoyado este grupo.

“Los promotores y financiadores de la primera línea creen que lo que les sirvió para una campaña les servirá para otra. Se equivocan. Bogotá repudia y rechaza su matoneo digital y violencia callejera. No pasarán sino a la justicia penal y a la derrota electoral”, dijo.

No pasarán sino a la justicia penal y a la derrota electoral

Y aunque, de acuerdo con lo manifestado por el comandante operativo de seguridad ciudadana, Wilford Méndez, no hay certeza de que hayan sido miembros de este grupo y las investigaciones aún siguen abiertas, sí puso sobre la mesa cómo va a actuar el futuro alcalde de la ciudad frente a este tema.

Teniendo en cuenta, además, que el presidente Gustavo Petro durante su mandato ha manifestado sus esfuerzos para liberar a varios de los jóvenes integrantes de la primera línea capturados durante el estallido social del 2020 y 2021. Incluso, ha planteado nombrarlos gestores de paz.

Es por eso que varios de los candidatos a la alcaldía también hablaron al respecto rechazando el hecho. Por ejemplo, Jorge Luis Vargas, de Cambio Radical, afirmó que iba a “desmantelar” a “esas primeras líneas del terrorismo”. Por su parte, Diego Molano, líder del movimiento Reconstruyamos Bogotá, aseguró que los ciudadanos que vandalizan, si llega a ser alcalde, “estarán recluidos en una megacárcel”.

Asimismo, Carlos Fernando Galán, del Nuevo Liberalismo, indicó que no se puede permitir “la anarquía nuevamente en Bogotá”. Rodrigo Lara, del movimiento Lara Demócrata, señaló que lo ocurrido estaría ligado a “la llegada de disidencias ex-Farc y células del Eln”.

Quien no se pronunció hasta el cierre de esta edición fue Gustavo Bolívar, del Pacto Histórico, mencionado por varios de los aspirantes a la administración distrital debido a que ha manifestado su apoyo a la primera línea.

Cabe resaltar que, tras las intensas protestas de hace tres años, las autoridades han implementado acciones para recuperar la confianza de la ciudadanía en las instituciones.

Policía en CAI de Bogotá

La Policía busca tener más espacios junto con la comunidad.

Foto: 

Sergio Acero. EL TIEMPO

Una de estas involucra a los CAI, espacios donde, de acuerdo con lo planteado por el director de la Policía Nacional, el general William Salamanca, se ha hecho una “reingeniería” para convertirlos “en el epicentro de constantes encuentros con la comunidad”.

El general planteó que los integrantes de cada CAI convoquen, puerta a puerta, a los vecinos de su jurisdicción para invitarlos a participar activamente en un ‘cabildo abierto’. Esto con el objetivo de identificar los principales problemas de la comunidad en materia de seguridad y convivencia y comenzar a solucionarlos de manera definitiva.

Esta estrategia fue mencionada también por el líder comunal Carlos Armando Clavijo, quien señaló que se han llevado a cabo eventos en el CAI La Gaitana para integrar a las autoridades con la comunidad.

“Hemos hecho ya cuatro eventos para niños y personas de la tercera edad. En julio, me condecoraron con una maqueta y placa de la Policía, reconociéndome como padrino oficial del CAI”, dijo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *