Mundo Noticias Opinión

Dólar, petróleo y coronavirus ¿cual es la solución?

La economía en el mundo está siendo afectada por una externalidad muy particular, y es el llamado coronavirus. Por otro lado tenemos una guerra petrolera, donde Arabia Saudita ha empezado a reducir sus precios, y ha amenazado con aumentar la producción. Esto ha generado una caída en el precio, que ya se acerca a los 30USD por barril. Lo ha terminado en una depreciación en las monedas nacionales de los países exportadores de crudo, caso puntual y que nos interesa, el nuestro.

Lo que debe hacer la sociedad en este momento es tomar con cautela el tema del Coronavirus, y dejar de crear un pánico innecesario. Ha sido evidente que esta externalidad ha afectado la economía y está siendo parte de la receta de la crisis en la devaluación de la moneda y la afectación al sector empresarial. Esta crisis está afectando dos sectores muy importantes a nivel internacional: El caso de las aerolíneas y el turismo. Estos dos sectores su afectación está dada a la cancelación de eventos, vuelos y reservas hoteleras por miedo al contagio del virus.

Mientras estos dos factores no se solucionen seguiremos teniendo una moneda depreciada y una volatilidad no sólo en el mercado cambiario sino en los mercados financieros.

Varios analistas han detectado algunas oportunidades para productores colombianos debido a esta crisis, y es que mercados de EUA y Europa han estado llamando a fabricantes para estudiar cambiar productos que normalmente importan de China y Asia.

No podemos estimar cuándo va a pasar el ruido del virus, no sabemos su dure 1 semana, o 4 meses. Tampoco está claro cuándo se detendrá esta guerra comercial de arabia saudita contra los otros países pertenecientes a la OPEP – especialmente entre Arabia Saudita y Rusia- mientras esto siga la economia colombia se va a expandir a tasas de crecimiento del 3% o menos y no a las proyectadas por el gobierno del 3,5, lo cual nos llevará a mantener el desempleo o aumentarlo.

Sin dudar a duda estos dos elementos también contraen el consumo, sobre todo en bienes de larga duración; como: electrodomésticos, autos, entre otros. Aquí el gobierno debe pensar en un plan de choque urgente, articulado y coordinado con la autoridades económicas de nuestro país, es decir, la política fiscal y monetaria para mitigar el impacto en la economía colombiana. Este plan de choque debe enfocarse en la oferta y más en la confianza de los consumidores, que en última son los que demandan bienes y servicios.

Por último es momento que el país empiece a fortalecer más su aparato productor y exportador, ante estas crisis no podemos seguir siendo parte de las guerras comerciales sino aprovechar las oportunidades que las mismas dejan. Crecer en innovación y crear una ruta de desarrollo económico estructural en el país.