Existe una iglesia de rodillas ante Dios, a pesar del tiempo que está viviendo el país, Ucrania tiene un pueblo cristiano que ora, también se han sumado personas que no conocían a Dios para pedir a por protección y consuelo.

«Toda la iglesia oró de rodillas por nuestro presidente, nuestro país y por la paz», comunicó Vadym Kulynchenko desde su iglesia ubicada en Kámianka, a unos 230 kilómetros al sur de la capital. «Después del servicio dominical, hicimos un entrenamiento de primeros auxilios». Se ofrecieron muchos salmos y el mensaje de Kulynchenko se centró en Proverbios 29:25.

Mientras tanto, el domingo en Svitlovodsk, una congregación de unos 80, se reunió para escuchar el mensaje sobre David y Goliat. «Sí, David tenía que pelear. Sí, era difícil y aterrador, pero Dios era su confianza», concluyó Morrison, un veterano misionero estadounidense de 20 años que está casado con una ucraniana.

Ningún búnker puede protegerte de Dios, le advirtió Zelensky a Putin

Muchas iglesias en Ucrania están brindando refugio. Pero también las del extranjero. «Somos una iglesia pequeña, por lo que nuestra capacidad de ayudar es limitada», dijo Péter Szabó, pastor de una iglesia en Budapest. «Pero nuestra mayor esperanza no es lo que podemos o haremos, sino lo que nuestro Rey, el Señor Jesucristo, puede y quiere».

En medio de la guerra, el pueblo ucraniano está recurriendo a la Palabra de Dios en busca de esperanza y consuelo, muchos están conociendo la palabra de Dios por primera vez. Según Robert L. Briggs, presidente de la Sociedad Bíblica Estadounidense, la demanda de copias de las Escrituras es tan alta que la Sociedad Bíblica de Ucrania se ha quedado sin copias en las últimas semanas. «Necesitamos más Biblias», dijo Robert.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.